Desvelados los posibles precios del servicio PlayStation Now

Por primera vez en el mundo de los videojuegos, el tema relacionado con los pechos femeninos va unido a desmitificar esa parte de la anatomía femenina, y esto ocurre nada menos que en el torneo Boob Jam. Una iniciativa en la que se invita a los participantes para que desarrollen juegos que muestren la cara más natural y menos sexual de los senos de los personajes.

Todo empezó en abril de este año tras la polémica causada por el juego de ambientación medieval desarrollado por el equipo Vanillaware, Dragon's Crown. En él tráiler que presentaba el título se podían apreciar las características de un nuevo personaje con unas dotes físicas que distraían a los jugadores de sus verdaderos poderes: La Hechicera. Podéis verla sobre estas líneas.

El descomunal tamaño de sus pechos fue la causa de que nos encontrásemos tanto con artículos a favor del diseño como en contra de los personajes creados por el ilustrador George Kamitani. Todo esto degeneró en una intensa polémica, la cual sirvió de impulso para la especialista en videojuegos Jenn Frank , quien bromeó con un tuit acerca de esta historia.

“¿Que pasaría si un personaje femenino sexy de videojuego también tuviera que comprar un sujetador, y acabar llorando porque no lo encuentra de su talla, o tener que acudir a una mamografía?”

Fue así como posteriormente se emprendió con Boob Jam, el cual es ni mas ni menos que un certamen que intenta que los que desarrollan, crean y consumen videojuegos vean los senos femeninos de una manera más natural y sin tanta carga sexual. La ventana a nuevas propuestas se abre hasta el próximo 30 de septiembre.

Publicaciones relacionadas

Cerrar