Diferencias entre Super Mario 64 y Super Mario Odyssey

Diferencias entre Super Mario 64 y Super Mario Odyssey

Super Mario Odyssey llegó el pasado 27 de octubre para demostrar al mundo de lo que es capaz el ex fontanero cuando puede tirar su gorra. El título de Nintendo Switch se ha convertido en todo un referente al que muchos no han podido evitar comparar con el eterno Super Mario 64. La primera aventura tridimensional de Mario sentó unas bases que han evolucionado mucho con el tiempo.

Y Dorkly ha querido enfrentarlas, hacer un cara a cara entre el de Nintendo 64 y el de Switch para ver cuánto han cambiado las cosas en todos estos años. Como siempre, con el humor como premisa principal, saca a la luz temas que todos seguro hemos pensado alguna que otra vez al ponernos a los mandos para lanzar a Cappy a diestro y siniestro.

A continuación te dejamos con esta comparativa en forma de tira cómica. ¡Que la disfrutes!

TRAMA

– Adivina, ¡he raptado a la princesa! ¡Otra vez!

– ¡Voy a obligar a Peach a casarse conmigo! ¿Estoy yendo… demasiado lejos?

– A ver…

– En cierto modo implica una noche de bodas, así que sí.

 

VOLAR

– ¡Wa-hoo!

– ¡Ayudaaa! ¡Este extraño peludo esta controlando mi cuerpo!

 

PEACH

– Hey, ¿quieres venir conmigo y hacer una tarta?

– Gracias por el rescate o lo que sea, pero necesito unas largas vacaciones para olvidarme de todo esto.

 

DESAFÍOS

– Casi lo tengo…

– #!?%$

 

ESTEREOTIPOS

– Mama mía, it's-a-me, Mario! ¡Hablo de pasta mientras duermo!

– Veinte-a años después, todavía-a hablo como el bebé de Chef Boyardee y todo el mundo lo acepta porque it's-a-me, Mario!

 

YOSHI

– ¡Enhorabuena por pasarte el juego! Aquí tienes un puñado de vidas extra que jamás usarás.

– No serás capaz de dominar físicamente a tu viejo amigo solo para conseguir un par de lunas extra… ¿verdad?

 

LUIGI

– No te preocupes, Luigi. Me aseguraré de que tengas presencia la próxima vez.

– G-gracias, hermano.

– ¡Por qué pensé que podría ser feliz!

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar