Cómo obtener la dificultad especial en Sekiro: Shadows Die Twice

Si buscas el reto más desafiante de la aventura del Lobo, esto es lo que tienes que hacer.

Sekiro: Shadows Die Twice es un juego de From Software para PS4, Xbox One y PC

Lo nuevo de FromSoftware y Activision está consiguiendo colmar la paciencia de muchos jugadores. El manejo de la katana y el desplazamiento por un mundo más abierto que nunca están haciendo que, junto con unos enemigos de lo más exigentes, Sekiro: Shadows Die Twice se esté ganando a pulso el trono como el juego más difícil de la generación. Pero, ¿sabías que puedes elevar la dificultad más todavía? Hay un elemento oculto en el juego que, si se aprovecha, puede hacer que el desafío sea más elevado. Si eres un amante de los retos y ya sabes cómo sobrevivir en el juego, sigue leyendo, te vamos a explicar cómo desbloquear el Modo Difícil de Sekiro.

Para muchos, subir la dificultad de Sekiro: Shadows Die Twice puede parecer una locura, pero lo cierto es que, aquellos que estén demostrando una buena maestría con las habilidades y las armas de este shinobi, pueden encontrarse bastante a gusto con lo que vamos a explicar. La clave para desbloquear esta nueva dificultad es encontrar la Campana del Demonio y hacer que repique. Este elemento se encuentra en una ubicación clave del mapa, pero no te preocupes, porque vamos a darte todos los pasos a seguir para llegar a ella y hacer que suene de la misma manera que suenan las pesadillas.

Cómo llegar a la Campana del Demonio para subir la dificultad de Sekiro

jefe de sekiro shadoes die twice

La ubicación de esta campana está en el monte Kongo, dentro del templo Senpou. Para llegar a ella rápidamente, tienes la opción de aprovechar ciertos caminos en las primeras horas de juego y hacer que el reto suba de nivel al poco de comenzar. Si es tu decisión, estos son los pasos a seguir:

  • Vence al Ogro Encadenado que hay en la zona del muro exterior de las Afueras de Ashina.
  • Tras ganarle, podrás llegar a un edificio que tiene dos agujeros. Entra en él y sal por el otro lado.
  • Vence al mid-boss que hay y dirígete a una pagoda que hay hacia la derecha (reconocible por tener una nota que habla sobre un hombre decapitado).
  • Ve a la parte trasera de la pagoda, pegado al muro, usa tu garfio para llegar a un tronco cercano y, después, ve hacia el saliente inferior y agárrate a él.
  • Ahora, tienes que saltar hacia abajo para entrar en una cueva que hay.
  • Sigue descendiendo por la cueva, ignora cualquier clase de enemigo y avanza por la gruta que hay.
  • Varios pasos más y llegarás a una pared de madera que tiene una nota. Ahí, debes pegarte a la pared y cruzar por un pasadizo.
  • Atraviesa las salas que hay y sube por la pendiente para llegar, por fin, al Monte Kongo.
  • Ve al templo Senpou y haz sonar la campana. Enhorabuena, Sekiro: Shadows Die Twice ahora es más difícil que nunca.

A partir de aquí, te recomendamos andar con mucha paciencia y ojo, vas a tener que pulir al máximo tus habilidades con la katana y dominar los parrys si no quieres caer presa de los jefes de Sekiro. Y no te preocupes si resucitas muchas veces y extiendes la Dracogripe, porque hay una forma de remediarla.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar