Disminuyen las ventas de Activision, pero aumentan los ingresos de Bobby Kotick

Teniendo en su haber propiedades como Call of Duty, Skylanders, World of Warcraft o Diablo y una legión de jugadores para cada uno de ellos, la compañía Activision tiene un buen trozo de mercado asegurado con cada una de las nuevas entregas de estas series que lanza a la a venta. Pero con la que está cayendo, tampoco se escapa de que estas ventas se desinflen, en especial si pasa por lo que desde dentro de su organigrama denominan “un año de transformación” como ha sido 2013, marcado por la transición hacia las nuevas consolas y su independencia con respecto del grupo Vivendi, sus hasta ahora propietarios. Sin embargo, su CEO, Bobby Kotick, tiene motivos para sonreír incluso más todavía. 7,85 millones de motivos.

Ese el bono que se ha embolsado Kotick en 2013 pese a la disminución de las ventas en los juegos de la compañía, 7,85 millones de dólares que son un aumento bestial con respecto a los 2,5 millones que le correspondieron en 2012 y que viene respaldado por la junta directiva de Activision como reconocimiento a su desempeño en este ejercicio tan delicado. Games Industry nos muestra más de cerca las cuentas del bueno de Bobby, que ha visto cómo en el pasado año su sueldo crecía hasta los 2,1 millones de dólares anuales, un aumento del 5% respecto a los 2 millones que cobraba en 2012. A ello hay que sumarle los 55,92 millones de dólares en acciones como parte de un paquete de compensación que asciende a los 64,9 millones. Normal que veamos a Kotick siempre tan sonriente.

Publicaciones relacionadas

Cerrar