Divinity: Original Sin 2 envía un trofeo por derrotar al CEO de su estudio

Divinity: Original Sin 2 envía un trofeo por derrotar al CEO de su estudio

Qué satisfacción emerger victorioso en una contienda de jugador contra jugador. Qué sensación de gloria si con ello desbloqueas un logro o trofeo, otra muesca más en tu cuenta para lucir con orgullo. Pero la sensación que ha tenido Tom Marks, redactor de PC Gamer, tras descubrir lo que ha conseguido al derrotar a su jurado adversario en un juego que ni siquiera está terminado, eso sí debe ser difícil de describir. Vamos a empezar dando los detalles del triunfo que Marks se ha apuntado en Divinity: Original Sin 2, juego en desarrollo pero que ya le ha reportado su primer trofeo. Uno real, para más señas.

Y es que Marks y Swen Vincke, CEO de Larian Studio, desarrolladora a cargo de este proyecto, tienen toda una historia de amistosa rivalidad a lo largo de tres contiendas en el modo PvP del juego. Sí, tres contiendas pueden parecer pocas, pero en un juego en desarrollo es todo un mundo. Tan es así que mientras Marks celebraba su tercera victoria de tres encuentros y Vincke aún lamentaba la derrota y su casillero a cero, algo se ponía en marcha. Algo que cristalizaría una mañana cualquiera en la redacción de PC Gamer al recibir un misterioso paquete con una carta de felicitación de Larian Studio. Swen Vincke reconocía los honores de su digno rival enviándole un trofeo en forma de taza con un exterior tallado y sobre cuyo borde metálico se reconoce a Tom Marks como campeón de campeones. Por ahora, claro.

La pregunta lógica que surge en la redacción es si Marks tendría que devolver la taza en caso de que Vincke se cobre su primera revancha, a lo que Marks se sale un poco por peteneras alegando a la lógica: “Bueno, sería lo justo, pero lleva mi nombre grabado, así que…” No sabe ni nada este muchacho. Nuestra enhorabuena al campeón de Divinity: Original Sin 2, que ha aparecido antes que el propio juego. Y ánimo a Swen Vincke, al fin y al cabo no es fácil ser CEO de un estudio y un temible guerrero de fantasía al mismo tiempo. ¿Nos mandará una de esas tazas si podemos ganarle?

Cerrar