Don Mattrick es como "un príncipe saudí, va al trabajo en jet privado"

Don Mattrick ha sido el protagonista absoluto de esta semana en el mundo de los videojuegos por su asombrosa dimisión como máximo responsable de Xbox para pasar a ser ahora el CEO de Zynga.

Esto no ha pasado desapercibido para la revista de negocios Fast Company, que saca 10 números al año y que este se lo ha dedicado en especial a Mattrick.

La revista señala cosas sobre el ejecutivo tan chocantes como la siguiente: "Don Mattrick vive como un príncipe saudí y va al trabajo en jet privado. Su mansión es la más ostentosa de la Columbia británica, valorada en 28 millones de dólares y con un garaje para 10 coches de marcas como Ferrari, Lotus o Lamborgini".

La publicación no se queda aquí pues asegura que Mattrick suele mencionar siempre que puede a sus amigos Steven Spielberg o George Lucas y que tiene "una visión realmente ambiciosa" sobre el negocio y "asusta a la gente" para poder alcanzar los objetivos.

Eso sí, en el especial también se comenta que si queréis alegrar a Mattrick, tal y como confiesa Phil Spencer, ya ex compañero en Microsoft, lo mejor es llevarle a una desarrolladora de videojuegos. En sus propias palabras: "si queréis ver cómo se le ilumina la cara, llevadle a un estudio de desarrollo". Debe ser que la pasión que profesa por el sector es absoluta.

Publicaciones relacionadas

Cerrar