Donald Trump es protagonista de los juegos más extraños

Donald Trump es protagonista de los juegos más extraños

Donald Trump es una de las personas más controvertidas del planeta y no es para menos. Durante toda su campaña electoral ha atacado lascivamente en múltiples ocasiones a diversos grupos tanto minoritarios como no. Ha llamado violadores a los mexicanos, terroristas a los musulmanes, ha insultado a toda mujer que se ha puesto en su camino y ha despreciado a gran cantidad de personas. Esto ha provocado que todo el mundo se haya llevado las manos a la cabeza, asombradas e incrédulas, cuando el pasado 8 de noviembre, este extraño individuo era elegido como el siguiente presidente de uno de los países más poderosos del mundo.

Pero sus declaraciones y su figura no solo han servido para alarmar a medio mundo sobre lo que en teoría se nos viene encima, sino que también ha valido para dar rienda suelta a la imaginación de muchas personas que, aprovechando el tirón del magnate, han creado incluso videojuegos.

Pero no pienses que esto es nuevo, no, Donald Trump lleva siendo una figura mediática desde hace muchos años y ya existían juegos sobre él mucho antes de que decidiera presentarse como candidato a presidente de Estados Unidos.



En 2002, por ejemplo, apareció el primer juego oficial de Trump: Donald Trump's Real Estate Tycoon, que era una mezcla entre SimCity y un simulador de gestión empresarial en el que había que conseguir tener éxito en las principales ciudades del mundo. Ya en 2006 volvió a aparecer otro título oficial, The Apprentice, basado en el reality show del mismo nombre, que una década antes él había protagonizado. Tomaba el papel de jefe del cotarro, y de una forma muy parecida a como se hacen las cosas en Gran Hermano, iba expulsando a los participantes del reality uno a uno hasta que quedaba solo el ganador.

En Surgeon Simulator debes operar a Trump, transplantando un corazón de oro por un corazón de piedra. Trump vs The World es otro título que satiriza al presidente electo de tal forma que al final fue censurado en Apple, aunque en Android todavía puedes jugarlo, si te apetece.

Y para los que quieran desquitarse un poco y descargar malos sentimientos, tenemos TrumPiñata. Cuesta 0'99 €, pero pagando esa pequeña cantidad tendrás la oportunidad de golpear hasta la saciedad figuras con la forma del protagonista.

Publicaciones relacionadas

Cerrar