Donald Trump puede ponerle las cosas difíciles a los videojuegos

Estados Unidos se teme que Trump encarezca el precio de los videojuegos

El inicio del mandato de Donald Trump al frente de la Casa Blanca ya ha dejado el primer escalofrío en el mundo del videojuego. El presidente Trump, que ya se ha mostrado claramente reacio a las importaciones de productos extranjeros en su campaña y que desea potenciar el producto estadounidense, estuvo considerando con su gabinete una tasa a las importaciones unida a la retirada del Acuerdo Trans-Pacífico de Cooperación Económica, que facilitaba la circulación de bienes llegados desde el continente asiático. Esto significa que se avecina, de momento para Estados Unidos, un encarecimiento en el hardware y software que llegue desde el extranjero.

Una posibilidad muy real de la que se hace eco Polygon y que ya contempla la ESA (Entertainment Software Association). La tasa, inicialmente prevista en un 5% al precio de los productos importados, podría llegar hasta el 10%. No obstante, esta propuesta no se ha formalizado aún, pero sí lo ha hecho la retirada del Acuerdo Trans-Pacífico, cuya orden ejecutiva se firmó por el propio Trump ayer lunes.

No es definitivo aún cómo puede afectar esto al mercado estadounidense de videojuegos, dado que de momento es solamente una posibilidad. Desde la ESA se afirma que ya están en ello: “Estamos estudiando el problema y podremos proporcionar más información en breve”. La cuestión es cómo repercutiría esto en el mercado europeo, si es que se siguen tomando como referencia los precios de Estados Unidos. ¿Crees que habrá un encarecimiento general del hardware y software? Recuerda que recientemente en su discurso de investidura Donald Trump copió descaradamente el discurso de Bane El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace.

Cerrar