Donkey Kong: Shigeru Miyamoto revela todos los secretos de su desarrollo

Donkey Kong: Shigeru Miyamoto revela todos los secretos de su desarrollo

En una reciente entrevista con Nintendo, Shigeru Miyamoto, el mítico productor y diseñador de videojuegos de la compañía, se ha referido a uno de los títulos más icónicos de la historia, el popular Donkey Kong, que ideó en circunstancias muy curiosas: “En la compañía había un hervidero de agua que durante el día era utilizado para crear las hanafuda”, un juego de cartas tradicional japonés, ha apuntado el japonés.

Sin embargo, los empleados lo utilizaban de noche como bañera: “Podías quedarte ahí mucho tiempo en soledad. Tuvo un efecto muy importante en mí para ordenar mis ideas y dar paso a la creatividad”. Una vez pensado el proyecto, Miyamoto tuvo siempre claro que el juego se llamaría Donkey Kong: “Quería que reflejara la idea de un mono estúpido y me gustó como sonaba con la palabra Donkey, que según vi en el diccionario también significa idiota".

En la división americana de Nintendo no parecían opinar lo mismo: “Dijeron que en realidad no significaba eso y que sonaba muy extraño. De cualquier forma me gustó como sonaba el nombre y decidí mantener mi posición firme. Un año más tarde todos estaban felices diciendo Donkey Kong una y otra vez”, ha aclarado el responsable de la compañía nipona.

 

También ha revelado que, durante el desarrollo, se aisló en una casa que la Nintendo puso a su disposición al lado de las oficinas y que le permitió aislarse: “Me alejé de mis amigos y familiares para trabajar en el proyecto. Todos los días iba y venía de la oficina a mi casa y eso era todo lo que hacía. Bueno, ¡menos mal que también teníamos la bañera!”.

Por último, en las declaraciones recogidas por Wired, también ha hablado de un aspecto, las voces de los personajes, que podrían haberse incluido en la versión final del juego: “La mujer que era secuestrada por Donkey Kong se suponía que gritaría ‘¡ayuda, ayuda!’ y cuando Mario saltara los barriles ella iba a gritar ‘¡genial!’.

Los americanos, nuevamente, insistieron en que no era la mejor de las ideas: “Pensaron que la grabación de la voz sonaba extraño y no se entendía bien la palabra, por lo que reemplazamos el ‘ayuda’ por los gruñidos de Donkey Kong y el “genial” por el sonido típico de Mario al saltar”.

¿Conocías estas anécdotas del desarrollo de Donkey Kong?

Cerrar