DOOM Eternal tampoco se libra del crunch en su desarrollo

Sus desarrolladores confirman que el pasado año lo sufrieron.

Arte DOOM Eternal

DOOM Eternal está encarando su parte final del desarrollo y por suerte nosotros ya lo hemos podido probar, así que si os apetece podéis leer nuestras impresiones sobre lo nuevo de id Software. Por otro lado, como es -desgraciadamente- costumbre recientemente, los desarrolladores sufren de lo que se denomina como crunch, una práctica en la que los trabajadores se deben quedar horas extra (frecuentemente no remuneradas) para terminar el desarrollo en el tiempo estimado antes del deadline.

Los retrasos de Final Fantasy VII Remake, Cyberpunk 2077, Marvel’s Avengers y Dying Light 2 han hecho que los jugadores piensen que más tiempo de desarrollo favorece a que no se produzcan estas prácticas, pero desgraciadamente lo que sucede es que se producen y encima de manera prolongada. DOOM Eternal se retrasó el pasado 2019, cuando tenía previsto lanzarse en noviembre y se anunció que movía su fecha de salida a marzo de 2020.

Muchos fueron los que se echaron las manos a la cabeza al pensar en que debería hacer frente a varios titanes que se ponían a la venta en esas fechas. Ahora, tras todos estos retrasos, DOOM Eternal tiene el camino despejado. Pero el coste también ha sido humano, ya que como confirma Marty Stratton en unas declaraciones que recoge GamingBolt, los desarrolladores de DOOM Eternal sufrieron periodos de crunch durante el pasado año.

«Estuvimos con épocas de crunch la mayor parte del año pasado. Va por fases. Tendremos un grupo de gente haciendo crunch para que el siguiente grupo de gente trabaje de forma normal. A medida que avancen, es posible que necesiten aplicar un poco de crunch».

«Realmente tratamos de ser muy respetuosos con el tiempo y la vida de la gente. Tenemos personas muy dedicadas que simplemente eligen trabajar mucho en muchos casos. Ha sido bonito porque queremos que el juego sea perfecto. Queremos que esté a la altura de nuestras expectativas y de las expectativas de los consumidores».

«Trabajamos muy duro y pondremos tiempo extra para hacerlo. A veces, cuando nos dan el tiempo extra, lo hacemos de todas formas porque queremos que sea mucho mejor. [Un retraso] quita un poco la presión, pero es casi una de esas cosas en las que nos esforzaremos aún más para que sea lo más ajustado posible».

También se pronunció sobre el retraso del juego y los meses extra de desarrollo. «Creo que es el mejor juego que hemos hecho. No creo que diría eso si no tuviéramos ese tiempo extra. El juego ya estaba hecho, no hemos añadido nada pero lo que [el retraso] nos permitió hacer fue arreglar una tonelada más de errores».

«Nos permitió pulir y fortalecer los sistemas back-end, y hacemos tests a lo largo de todo el juego, en los que traemos a gente de fuera. Hicimos un par de versiones adicionales de esos y realizamos un par de añadidos al juego, simplemente balanceando las cosas y parcheando un par de exploits».

DOOM Eternal se ha posicionado como uno de los lanzamientos a tener en cuenta al inicio de este año. El nuevo juego de id Software se pondrá a la venta el 20 de marzo en Xbox One, PlayStation 4, PC, Google Stadia y Nintendo Switch.

Daniel Villagrasa

Xboxer para unos, sonyer para otros, pero no veas lo que me gusta disfrutar de ambas plataformas. Jugando desde que tengo memoria y aprovechando a la mínima para deciros lo mucho que quiero a Hideo Kojima.

Publicaciones relacionadas

Cerrar