Doom: Repaso a una franquicia infernalmente entretenida

Doom: Repaso a una franquicia infernalmente entretenida

En el mundo de los videojuegos, a menudo se habla de cómo ciertos títulos han pasado  a la historia por adelantarse a su tiempo, resultando así controvertidos y diferentes a cualquier otro de sus contemporáneos. Doom es, sin duda, uno de ellos, pues en su lanzamiento en 1993 se le calificó como uno de los juegos más violentos del momento, algo que empañó la opinión pública de este juego de id Software.

Lo cierto es que Doom revolucionó por completo el concepto de shooter en los videojuegos, sentando las bases para los juegos del género que podemos disfrutar hoy en día. De esta manera, más de dos décadas después, estamos a las puertas de disfrutar de nuevo de este título, en su salto a la nueva generación de consolas. Esta nueva entrega tiene un aspecto increíble, y no podríamos tener más ganas de hacernos con él en su lanzamiento el próximo 13 de mayo.

Sin embargo, antes de lanzarnos a jugar con sus adelantados gráficos y sus mecánicas modernas, hemos de tener muy en cuenta el camino que ha recorrido esta franquicia desde su origen hasta el día de hoy, para saber apreciar su impacto en la historia de los videojuegos. ¿Preparado para bajar al mismísimo infierno?

Doom (1993)

La bestia que lo empezó todo. En este juego, originalmente lanzado para MS-DOS, nos ponemos en la piel de un marine que ha de limpiar Fobos, una de las lunas de Marte, de demonios, que se hallan allí por un experimento fallido que ha abierto una puerta al infierno. Detrás de este argumento, simple a primera vista, se esconde uno de los videojuegos que más han influenciado la historia de la industria, y cuyos aficionados defienden a día de hoy como el mejor shooter que nunca ha existido. Sus mecánicas y gráficos tridimensionales, así como sus posibilidades multijugador, revolucionaron el mundo, lo que le ha supuesto una gran longevidad y numerosas expansiones creadas por fans. En 1995, The Ultimate Doom añadía un nuevo capítulo a su historia. Asimismo, recibió versiones en toda clase de sistemas y consolas, incluyendo las de séptima generación.

Doom 2: Hell on Earth (1994)

El año siguiente, Doom recibió una muy merecida secuela que tenía lugar en la Tierra, también invadida por demonios. Hell on Earth conllevaba grandes modificaciones en la forma de jugar, los gráficos o la tecnología en general. En su lugar, id Software decidió utilizar las posibilidades de sus sistemas MS-DOS para crear niveles mucho más largos y complejos, que de ser explorados en profundidad nos recompensan con mejoras para nuestro personaje y nuevas armas. Los enemigos se duplicaron en número, y los tres niveles del original se sustituyeron con un sistema de un gran episodio dividido por interludios. Varias expansiones vieron la luz posteriormente, a destacar los más de 20 niveles incluidos en Master Levels for Doom 2. En 2002 dio el salto a Game Boy Advance, para casi una década después estar disponible en Xbox Live Arcade.

Final Doom (1996)

Tras el éxito de Master Levels for Doom 2, tuvo lugar el lanzamiento de este título, distribuido como producto oficial de id Software, y que utilizaba las mecánicas y gráficos de Doom 2 para crear 32 niveles en formato WAD, con nuevas historias y personajes, pero partiendo de la misma base. Se puede dividir en dos partes: TNT Evilution y The Plutonia Experiment, que se lanzaron en MS-Dos, Macintosh y PlayStation.

Doom 64 (1997)

Los últimos vestigios de demonios aún invadían las lunas de Marte, y las fuerzas militares de la Tierra deciden lanzar un ataque nuclear, que los destruye. Sin embargo, también despierta a una misteriosa entidad capaz de resucitarlos, y hacerles aún más fuertes, momento en el que nuestro protagonista ha de entrar en acción. Esta es la premisa de este spin-off de Doom para Nintendo 64, que rediseñó todos los aspectos del juego, mejorando cada uno de ellos, pero manteniendo el espíritu que había hecho grande a la saga.

Doom 3 (2004)

Este juego supuso el reboot de la primera entrega para ordenadores, y el primer título de la franquicia en utilizar gráficos tridimensionales avanzados. La historia se mantiene, pero las mecánicas de juego se multiplican, permitiendo, por ejemplo, interactuar con NPCs. El terror estuvo muy presente en esta entrega, apareciendo la posibilidad de la linterna, que en las primeras versiones del título no podíamos tener activada al mismo tiempo que el arma, añadiendo un fuerte componente de tensión a la experiencia. En 2005 vio la luz Resurrection of Evil, una expansión con, entre otras cosas, doce nuevos niveles, un modo multijugador y dos nuevos gadgets que podíamos usar a lo largo de esta continuación. Una nueva versión fue lanzada en 2012 para PC, PlayStation 3 y Xbox 360 denominada Doom 3: BGF Edition, incluyendo también los dos primeros juegos y todas sus expansiones, así como una mejora general de rendimiento.

Plataformas móviles (2005 – 2009)

Doom también tuvo su presencia en diferentes dispositivos móviles, particularmente con tres diferentes juegos. Por un lado, Doom RPG y su secuela, cambiaban los disparos en primera persona por batallas por turnos, permitiendo que el personaje se mueva por espacios como si de un juego de tablero se tratara. Mientras, Doom: Resurrection, que vio la luz en iOS en 2009, sirve como una precuela de Doom 3 con el mismo sistema de juego que ha caracterizado a la saga durante casi veinticinco años.

Doom (película de 2005)

Cabe destacar el (por desgracia fracasado) salto de esta franquicia de id Software a la gran pantalla, en una cinta de terror y acción protagonizada por nada menos que Karl Urban y Dwayne “La Roca” Johnson, que parecía tomar justamente las referencias que no debía de los juegos. De esta manera, dio lugar a una película descafeinada que sólo gustó a los aficionados de más fácil satisfacción.

Cerrar