Dragon Age: Inquisition empieza a mostrarse más en profundidad

Fans de Dragon Age hay en el mundo y no pocos, y por ello la tercera entrega de este juego de rol es uno de los acontecimientos que con más ansia esperan tras las dos partes anteriores con el sello propio de Bioware. Con su lanzamiento todavía por confirmar, no sabemos aún cuánto deberemos esperar para insertar el broche a esta trilogía de fantasía medieval en los lectores de nuestras consolas y ordenadores, pero desde luego la espera se mitiguirá con un dosis de información acerca del juego, justo lo que promete a bombo y platillo la web Game Informer para su número de septiembre.

La publicación, una de las más famosas a nivel internacional del ámbito de los videojuegos, desgrana alguno de los detalles de Dragon Age: Inquisition, comenzando por la propia organización que da nombre al juego, la cual tendrá mucho trabajo por hacer cuando un agujero abra en el cielo y comiencen a surgir dragones de él como si no hubiera un mañana. Sin embargo, el equilibrio de poder se ha vuelto delicado en este universo fantástico y la Inquisición no podrá actuar tan a sus anchas como le gustaría. Además, muestran este vídeo gameplay:

Lo que sí ya sabemos a través de Game Informer y Gematsu es que habrá múltiples razas jugables. El mapa del juego se extiende desde el este de Ferelden a Orlais, un mundo más abierto que los anteriores juegos para explorar. Cada zona es más grande que cualquiera vista en los juegos anteriores Dragon Age. Cada entorno está lleno de pequeños detalles que conducen a misiones extra, pero estos encuentros con enemigos rara vez se escalan al nivel del jugador por lo que no se recomienda pasear por las tierras salvajes hasta tener mucho nivel de personaje.

El protagonista manejado por el jugador es El Inquisidor. Aunque el personaje se expresa por si mismo, como en Dragon Age 2, podremos elegir su nombre, la raza, la clase y el género y como en Dragon Age: Origins. la elección de la raza tiene consecuencias ya que las diferentes regiones tienen distintos niveles de aceptación y discriminación. Algunas áreas del mapa no estarán disponibles hasta que El Inquisidor es lo suficientemente potente.



En el combate, el comportamiento enemigo varía según su salud, tiempos de recarga, y la ubicación. Además tendrán funciones específicas, como cuerpo a cuerpo, ataques a distancia, apoyo y sigilo. BioWare tiene la esperanza de que los jugadores se acerquen al juego desde una filosofía táctica y con este fin, ha vuelto a aplicarse árboles de habilidades basadas en clases complementarias y especializaciones.

BioWare también afirma que no debemos preocuparnos por la plataforma que elijamos para Dragon Age: Inquisiton, ya que está investigando la manera de permitir llevar a nuestras decisiones sobre los juegos anteriores independientemente de la consola que escojamos (en PC este problema no existe)

Dragon Age: Inquisition llegará a PS4, Xbox One, PS3, 360 y PC en algún momento todavía desconocido. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar