Dragon Age: Inquisition experimenta problemas tras su última actualización

La experiencia jugable de Dragon Age: Inquisition, elegido como juego del año en la gala de los The Game Awards 2014, está siendo realmente satisfactoria para los usuarios. No obstante, en un título de estas características, con un mundo tan amplio suele haber ciertos detalles que pulir. Precisamente por este motivo, desde BioWare han lanzado un nuevo parche de actualización, que ha conseguido solucionar la gran mayoría de estos pequeños detalles, aunque como contrapartida, también ha ocasionado algunos otros. 

Tal y como informan los compañeros de VG247, la mayoría de estos problemas han llegado en gran medida a la versión del juego en PC, aunque el resto de plataformas tampoco se han escapado de experimentar algunos errores. El más común es la desaparición de cicatrices en nuestro personaje o el significativo aumento de edad en la apariencia de nuestro inquisidor, como podéis observar en la imagen al final de la noticia. Por otra parte, también se están reportando pequeñas bajadas de framerate, así como la aparición de algún que otro glitch.

Los chicos de BioWare ya han hecho saber a sus jugadores que son conscientes del problema y están trabajando para solucionarlo con la máxima rapidez posible. Por lo tanto, esperemos que desde la compañía puedan solucionar estos inconvenientes para que la experiencia jugable de Dragon Age: Inquisition no se entorpezca por estos elementos.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar