Dragon Ball FighterZ desvela cuál fue el planeta más difícil de diseñar

Dragon Ball FighterZ desvela cuál fue el planeta más difícil de diseñar

Desarrollar un videojuego es una labor bastante larga y en la que en ocasiones se deben tomar decisiones bastante importantes respecto a la idea que se quiere transmitir. Un ejemplo es Dragon Ball FighterZ, título que, tal y como ha revelado recientemente la productora de este juego, Tomoko Hiroki, se enfrentó a un importante dilema a la hora de diseñar el planeta Namek. Así lo ha hecho saber la japonesa en una entrevista con Kotaku en donde ha dado detalles de este desarrollo.

Según Hiroki su equipo tuvo que elegir entre calcar el Namek visto en Dragon Ball Z, que siempre aparentaba ser el mismo escenario: un fondo sin apenas vida y repleto de rocas; o darle más vida. La respuesta queda clara, se decidió la segunda opción. De esta forma Dragon Ball FighterZ nos traslada a un planeta más rico en elementos visuales, como por ejemplo la presencia de la nave de Freezer en una de las esquinas y, por supuesto, el colorido de este mapa.

Por otro lado, Hiroki desvela que fue bastante divertido desarrollar la arena del Torneo Mundial en donde Dragon Ball FighterZ incluye un gran número de asistentes que, desde luego, no parecen simples píxeles amontonados. Un buen recuerdo que la productora se lleva del desarrollo de esta entrega, ¿qué opinará del jugador que ha jurado acabar con todos los Gokus de este título?

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar