Dragon Ball: Su primer videojuego de la historia no es el que piensas

No cabe duda de que Dragon Ball es una de las franquicias más populares de la historia del manga y el anime, pero a pesar de haber nacido de la mano de Akira Toriyama en esos medios lo cierto es que la saga ha tenido una prolífica y multitudinaria representación en el mundo del ocio electrónico. Decenas de videojuegos a lo largo de las décadas a los que dentro de solo unas horas se unirá Dragon Ball FighterZ.

El título desarrollado por Arc System Works y distribuido por Bandai Namco es uno de los más esperados del género de lucha en los últimos tiempos y no es para menos, pues es una de las cosas más espectaculares y bellas que hemos visto nunca en la saga de videojuegos. Y cambiando de tema hacia los orígenes de la serie Dragon Ball en el ocio electrónico, es posible que creyeras conocer cuál fue el primer videojuego de la saga.

Sin embargo también es posible que estuviera equivocado. El manga original de Dragon Ball nació en el año 1984, pero la ficción no alcanzó popularidad en Occidente hasta bien entrada la década de los 90. Todo ello también tuvo impacto en el mundo de los videojuegos. El primer título de Dragon Ball que salió de Japón y llegó a Norteamérica fue Dragon Power. Lo hizo en el año 1988, pero como ya estarás viendo no era normal.

Dragon Ball no aparecía por ninguna parte en el título y cuando accedíamos al juego de Nintendo Entertainment System (NES) tampoco encontrábamos pistas de la obra de Akira Toriyama. La realidad es que el videojuego estaba basado en el Dragon Ball: Shenron no Nazo que se había lanzado en Japón, pero llegó a Estados Unidos como una versión simplificada que el único parecido que tenía con la saga eran los combates al estilo kung-fu.

Los nombres de los personajes del manga fueron sustituidos por otros, y la música del anime tampoco hizo acto de presencia en este Dragon Power. Por supuesto, la censura norteamericana también acabó con las referencias sexuales (especialmente ese humor de braguitas y prendas íntimas femeninas característico del anime original), aunque lo cierto es que, visto lo visto, ese era el menor de los problemas del videojuego de NES.

Dragon Ball: Shenron no Nazo cubría los primeros volúmenes del manga, mientras que la adaptación Dragon Power eliminaba toda la parte del torneo Budokai Tenkaichi para ofrecer un genérico torneo de kung-fu. Como ya imaginarás el videojuego no fue bien recibido en Estados Unidos, pero tiene el honor de ser el primer título de Dragon Ball que salió de Japón. Y, de hecho, fue el único que llegó a Occidente en la década de los 80.

Esta es solo una de las múltiples curiosidades que ha dejado la franquicia Dragon Ball a lo largo de su historia en sus adaptaciones al mundo del videojuego. Recuerda que Dragon Ball FighterZ se lanza mañana en PlayStation 4, Xbox One y PC y que pretende ser el videojuego definitivo de la saga creada originalmente por Akira Toriyama. Y tú ¿conocías la historia del primer juego de la franquicia que salió de Japón hacia Occidente?

Publicaciones relacionadas

Cerrar