Dragon Ball Super: Todo lo que debes saber de su episodio 116 con una eliminación clave

(Atención: Esta noticia contiene spoilers de Dragon Ball Super)

El episodio 116 de Dragon Ball Super ha vuelto a subir el listón con el épico desenlace del combate entre Goku y Kefla. Tras ver cómo la saiyan del Universo 6 rompía límite tras límite para ponerle las cosas sumamente difíciles a Goku, finalmente el gran as en la manga del protagonista ha vuelto a hacer acto de presencia. Pero esta vez hay una diferencia, y es que Goku está dominando el Migatte no Gokui, traducido como “doctrina egoista”, la técnica que le permite adoptar el estado que se ha dado en llamar Ultra Instinto y donde el propio instinto de lucha es el que toma el volante para mostrar unos reflejos increíbles.

El progreso de Goku en el uso del Migatte no Gokui ha sido el leit motiv de este episodio donde finalmente ha habido una gran novedad en el devenir del torneo, y que nos desgrana como siempre el youtuber creador del canal Los Pezones de Monaka. Y  es que el acoso de Kefla transformada en Super Saiyan y llevando a cabo aumentos de ki casi constantes hizo que Goku recurriera de esta técnica de lucha inconsciente para poder esquivar sus ataques. Y la solución se revela como muy efectiva, pero hay un problema.

El Migatte no Gokui es sumamente útil en defensa, pero como bien explica Wiss, el ataque de Goku aún es torpe y poco efectivo en este estado. Y es porque la doctrina egoísta se basa en el subconsciente. Al tener que pensar en el ataque más efectivo y concentrarse, se pierde la efectividad, algo a lo que Goku no tiene más remedio que hallar una solución cuando Kefla, transformada en Super Saiyan 2 juega su última baza: concentrar tanto su ki como para atacar proyectándolo como un letal rayo láser en todas direcciones. Goku se está quedando sin fuerzas por el estrés que el Migatte no Gokui supone para su cuerpo y solo tiene un último golpe.

 

 

Y efectivamente, como bien razona el saiyan, ese último golpe no puede ser físico sino que es su técnica de preferencia, un poderosísimo Kamehameha que se lleva por delante a Kefla desintegrando sus Pothala y haciendo que atraviese el ring. Como resultado, Caulifla y Kale han sido eliminadas de golpe y solo los dos namekianos del Universo 6 quedan representando a este universo. Eso sí, parece que también disponen de un último recurso contra Piccolo y Gohan.

Pero puede que tenga que esperar. El avance del siguiente capítulo revela que se centrará en la lucha coordinada de los androides 17 y 18 contra los luchadores del Universo 2 con Ribrianne al frente. El Universo 7 tiene una gran ventaja en número, pero esto puede tener los minutos contados en los 17 que quedan de combate tras el fin de este episodio. Mientras, Goku debe reponerse de nuevo tras quedar seriamente tocado y presa fácil para otros contendientes, pero de momento ya ha captado el interés de Jiren. No solo eso, sino que Vegeta parece haber descifrado cómo funciona el Migatte no Gokui y parece dispuesto a intentar dominarlo para no quedarse atrás.

El episodio 117 de Dragon Ball Super se emite en Japón este fin de semana.

Cerrar