Dragon Ball: Un estudio revela cómo son los fans de la saga

La inmensa mayoría ha visto algún capítulo o leído algún manga de esta célebra saga. Dragon Ball lleva existiendo desde el año 1984 y, en todo este tiempo, hemos podido ser testigos de todo tipo de críticas por su contenido. Demasiado violento, no apropiado para niños, poco educativo… y un sinfín de protestas que hoy podrían quedar totalmente en evidencia. Un estudio asegura que los lectores y seguidores de la creación de Toriyama son más sociables que el resto.

La investigación, iniciada en España por Vicente Ramírez Jurado (Doctorado en el Departamento de Didáctica de la Universidad de Cádiz y actual profesor en Estados Unidos), ha contado con más de 2.000 sujetos entre los que se mezclan tanto aficionados como no aficionados al universo de Goku y ha llegado a extenderse tanto a Estados Unidos como a Japón. Gracias a esto, y a la labor de más de 300 profesores de nuestro país, se han podido extraer una serie de interesantes conclusiones.

Según los datos reflejados por Publimetro, extraídos del estudio, los lectores del manga tienen un círculo de amistades cercanas que oscila entre las 4 o las 5 personas, mientras que en los no lectores el espectro se reduce a los 1 ó 2. Por otra parte, los seguidores de Dragon Ball son más optimistas en cuanto a sus previsiones de futuro, ¿una influencia de la personalidad de Goku?, dedican más horas semanales a la lectura y a los estudios superiores frente al otro sector.

En cuanto a los responsables, cerca del 90% de los profesores implicados en la realización del estudio y que no habían leído nunca el manga se mostraron totalmente de acuerdo en el análisis de la publicación como algo pedagógico. De ellos, el 15% se animaría a utilizarlo con esos fines.

Parece que con Dragon Ball, Dragon Ball Z y Dragon Ball Super no solo aprendimos a “darnos de leches” en los recreos, sino que también han logrado calar en nuestra personalidad y nuestra visión del mundo. Y tú, ¿qué crees que te enseñó Goku?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar