Dragon Ball Z: Kakarot censura al Dr. Gero

La censura ha llegado lejos en Dragon Ball Z: Kakarot.

Androide 17 mata a Dr. Gero Se cumple una semana del lanzamiento de Dragon Ball Z: Kakarot, el nuevo juego RPG de mundo abierto que sigue las aventuras de Goku y un jovencísimo Gohan que está en fase de aprendizaje. Revive la saga más popular de la franquicia con importantes acontecimientos como el enfrentamiento con Raditz, Vegeta o Célula. Y muchos jugadores están de acuerdo que las cinemáticas son idénticas a la serie anime. Hay ligeros retoques para agilizar el juego, pero en general son bastante fieles a las escenas originales. Y al igual que la serie Dragon Ball, el videojuego también ha sucumbido a la censura. Esta vez la víctima ha sido el Dr. Gero.

Hay muchos ejemplos clamorosos de censura en Dragon Ball. Desde las primeras horas de contacto con el videojuego, nos dimos cuenta que había detalles que pasaría por alto como el desnudo integral de Gohan cuando se convierte en Ozaru y su ropa se rompe. Ni siquiera la coherencia ganó a la censura en ese caso. Y no ha sido el único porque el Dr. Gero también ha sido víctima de las tijeras en el videojuego. Como recordarás, Dr. Gero es un científico que diseñó y dio vida a los Androides y a Célula. Él mismo se convirtió en uno de ellos consiguiendo habilidades sobrehumanas. En una escena sorprende a Piccolo por la espalda y este logra avisar a Gohan, que llega justo a tiempo para rescatarle. Cuando cae al suelo el Dr. Gero, pierde su sombrero dejando al descubierto el cerebro implantado.

Dr. Gero anime y Dragon Ball Z: Kakarot

¿Cerebro? ¿Qué cerebro? Pues en Kakarot han eliminado este cerebro detallado y tan sólo se ve una semiesfera de cristal opaca. El resultado final queda muy artificial y nada realista. Al fin y al cabo ese era el propósito para censurarlo. ¿Crees que ha llegado demasiado lejos la censura con Kakarot? A pesar de estos detalles, es difícil hacer algo tan exacto como este videojuego y tiene algún error relacionado con Vegeta.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.
Cerrar