Dragon Ball Z: Kakarot ha conseguido resolver un misterio del anime

Al fin hay explicación para los hombres animales.

Dragon Ball Z: Kakarot resuelve uno de los misterios de la serie

Dragon Ball nunca ha sido del todo coherente con algunos detalles de su mundo, como el hecho de que en la Tierra convivan humanos, hombres con aspecto de animal, alienígenas o demonios, pero Dragon Ball Z: Kakarot podría haber dado con parte de la solución. El juego de Bandai Namco propone una respuesta al origen de los hombres con forma de animal, pero no despeja todas las dudas.

En una de las misiones secundarias de este RPG de semi-mundo abierto, dos hombres con aspecto de animal les explican su origen a Goku y Oolong. De acuerdo a Dragon Ball Z: Kakarot estos habitantes de la Tierra surgieron a voluntad gracias a una pastilla. «Queríamos convertirnos en hombres bestia, así que tomamos un poco de animorfalina», explica uno de ellos. El otro luego dice que la animorfalina fue una moda pasajera y se acabó, «ya no se ven más bestias por ahí…»

Aquí se acabaría la historia si esta explicación no fuese contradictoria con el propio anime. Si estos dos personajes aseguran que los hombre animal no surgen de manera natural, sino a través de una píldora, ¿Cómo es que en el anime el Rey de la Tierra, King Furry, tiene en su despacho cuadros de él y sus antepasados y son todos bestias?

El propio Akira Toriyama confirmó que el juego asentaría el canon del pasado de algunos personajes, como sucede con el Androide 16, pero no está claro en este caso a quien hay que hacer caso, si a la serie o al videojuego. Claramente hay una contradicción en su trama, pero como no hay ninguna versión canon oficial, esta es la única explicación conocida sobre el origen de los hombres animal de Dragon Ball.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar