Dreams puede ejecutarse en PlayStation 5, pero Media Molecule no tiene planes de hacerlo

Exploran la posibilidad, aunque no hay nada en firme.

Dreams

Lanzado el pasado 14 de febrero en exclusiva para PlayStation 4, Dreams está demostrando que es toda una bestia para los jugadores más creativos y con talento. El título, aunque cuenta con un modo historia, se centra en la posibilidad de crear cualquier experiencia de juego que puedas imaginar, a veces con unos resultados dignos de los estudios más profesionales. Un lanzamiento que bien podría realizarse también en PlayStation 5, aunque no es algo que en Media Molecule quieran hacer ahora mismo.

«Obviamente lo contemplamos, somos un estudio PlayStation», asegura Alex Evans, cofundador de Media Molecule, en una reciente entrevista con Eurogamer. Al parecer, el juego ya funciona en PlayStation 5 y con total normalidad, pero el estudio no tiene planes ahora mismo de lanzarlo, a pesar de haber explorado sus posibilidades en esta plataforma.

dreams ps4

«Dreams ya funciona en PlayStation 5, ahí lo tienes. Pero es solo el resultado de algo que, como desarrolladores, hemos querido explorar», sentencia Evans, «hay, literalmente, cero planes por el momento» de llevar el juego a esta consola. Lo deja bien claro, aprovechando para recordar cómo en 2015 aseguró que Dreams estaba casi terminado y han necesitado 4 años más para poder decir que realmente lo está, y para lanzarlo en la consola de Sony.

¿Significa esto que es imposible ver a Dreams en PS5 en el futuro? Por supuesto que no. El trabajo ya está hecho, y el estudio solo tendría que ponerse manos a la obra con Sony para su publicación. Por ahora, van a centrarse en el producto actual y dejarán que sea el tiempo, y la comunidad de usuarios, los que decidan qué sucede finalmente.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar