Dross, el youtuber que empezó siendo "manco" en los videojuegos y triunfó con un giro radical

Dross, el youtuber que empezó siendo

Triunfar en YouTube es muy difícil. La competencia es alta y uno debe saber qué puede ofrecer de novedoso al público y trabajar por pulirlo de la mejor forma posible hasta obtener resultados. No son pocos los canales que apenas aglutinan un centenar de suscriptores y que se basan en los grandes de esta industria como por ejemplo El Rubius o Dross. Este último es un claro ejemplo de cómo detectar cuáles son las posibilidades y cómo pulirlas hasta conseguir el éxito.

Porque el canal de Dross ha tenido importantes cambios. Ángel David Revilla, nombre real de Dross, comenzó su andadura en YouTube hace varios años. Quizás los videojuegos nunca se le dieron bien y en su canal no abundan los gameplays, que sí están presentes en su canal secundario. Pero este venezolano afincado en Argentina encontró su particular gallina de los huevos de oro: historias curiosas y como él mismo define en ocasiones “mórbidas”.

Dross supo ganarse a la audiencia cuando comenzó con sus particulares tops. Unas listas en las que cabe de todo, desde los mejores videojuegos a su juicio, hasta finales de series decepcionantes. Aunque lo mejor que nos ofrece este canal son las recopilaciones de asuntos algo morbosos como las cosas más asquerosas encontradas en restaurantes de comida rápida o las formas más absurdas de morir. Algo muy diferente a sus inicios, en los que los videojuegos conseguían desquiciarlo, aunque muchos achacaban su comportamiento como algo fingido y sobreactuado.

En su canal también triunfan las historias de miedo. Muy de vez en cuando, Dross se enfrenta a la cámara para narrar tres cuentos de terror, temática que también está muy presente por medio de otros tops que recopilan casos sangrientos de la historia o sucesos que carecen de explicación. Un camino que también deja lejos sus inicios como “troll de youtubi”, personaje que de vez en cuando se deja caer en sus vídeos y que se burla de esas personas que sólo se conectan a internet para molestar.

Aunque si este personaje ha pasado a un segundo plano en el canal de Dross, más lo han hecho algunas temáticas de sus vídeos como por ejemplo aquellos en los que daba consejos a las nuevas generaciones para enfrentarse al bullying en todo irónico. Pero lo cierto de esta historia es que a Ángel David Revilla le ha salido bien su cambio de rumbo y gracias a ello ha podido cumplir un sueño: publicar su propio libro.

Lo cierto es que se trata de un sueño realizado ya tres veces puesto que Dross ya cuenta con tres libros publicados: Luna de Plutón, El Festival de la Blasfemia y el último, La Guerra de Ysaak que se presenta como secuela de Luna de Plutón. A día de hoy su canal cuenta con algo menos de 11 millones de suscriptores, cifra que seguramente alcance pronto.

Pero lo más curioso de Dross es que a él no le hizo falta inundar su canal con gameplays. Los videojuegos no lo catapultaron a la fama y a día de hoy puede presumir de ser uno de los youtubers más conocidos en el mundo hispano y que tiene ya tres novelas en el mercado. ¿Veremos la cuarta próximamente?

Publicaciones relacionadas

Cerrar