D.Va está complicando la vida a los desarrolladores de Overwatch

Entre el repertorio de personajes de Overwatch, uno de los más conocidos y queridos por los fans es D.Va, la jugadora empedernida que llegó de Corea del Sur con su enorme robot, y que junto a Tracer se convirtió pronto en imagen del juego, inspirando multitud de merchandising. Pero este concepto de piloto de mechas es lo que trae de cráneo a más de uno y de dos en las oficinas de Blizzard, a quienes, visto ahora en retrospectiva, seguro que la idea les parecía mejor sobre el papel.

El ayudante de dirección de Overwatch, Aaron Keller, dio ayer una mesa redonda en la central del estudio para explicar que, de los 27 personajes del juego, ahora mismo D.Va es la más complicada en lo que se refiere a codificar e implementar nuevas funciones. Kotaku recoge algunos de sus comentarios, como la observación de que cada vez que se añade algo al juego, «es ella la que lo rompe todo».

«Tal como tenemos configurados los héroes, tenemos un sistema visual de programación, que esta cosa basada en nodos», contaba Keller mostrando un diagrama a los presentes. «Podéis ver estos bloques con líneas conectándolos. Hay muchas cosas. Es bastante complicado. Si abres el de D.Va, te vuela la cabeza. Hay cientos de cosas. Es como un plato de espagueti«.

Keller afirma que hacer que D.Va entre y salga de su mech es lo más complicado, contando, por ejemplo, que en el diseño del modo Captura la Bandera, el sacar a D.Va de su carlinga hacía que la bandera desapareciera. Además, su Ultimate tiene cierta tendencia al error: «Siempre hay problemas internos para hacer funcionar su ult. Pasamos mucho tiempo arreglándolo. Tenemos que emplear más tiempo en ella corrigiendo errores que en el resto de héroes». Eso sí, Keller reconoció entre suspiros, que la culpa era de Blizzard por no haber ideado un sistema más apto para D.Va. Pero es que si sabes cómo se pone D.Va, para qué la invitas.

Cerrar