E-Sports: El torneo Shanghai Major de DOTA 2 termina con otro desastre y robos

El torneo Shanghai Major de DOTA 2 termina con otro desastre

Lo que mal empieza no tiene visos de acabar muy bien, y si no que se lo digan a los participantes en el Shanghai Major, el controvertido torneo de DOTA 2 que ya se puede calificar sin ningún género de dudas de desastre absoluto. Ni a los ganadores de la competición, Team Spirit, les duró mucho la alegría al amanecer ayer en el hotel donde se alojaban todos los participantes con la desagradable visión del cuarto de prácticas desmantelado y ni rastro de sus portátiles y periféricos.

Pero no han solo los chicos de Spirit los afectados, sino que el vaciado de la estancia se ha llevado por delante los ordenadores, teclados y ratones de varios otros equipos, y hasta las llaves de un Maserati. Tras el comprensible alboroto, los hechos se han ido conociendo en Twitter por parte de los afectados, que han publicado la declaración que les ha hecho llegar el hotel Marriott, donde se hallaban alojados. Todo apunta a que una empresa externa al hotel, sin previo aviso a los organizadores del torneo, se ha ocupado por su cuenta del vaciado de la estancia. Algo que parece corroborar Kyle Bautista, director de compLexity y que afirma que “Suerte que estábamos en nuestra habitación antes de que la organización y el personal del hotel empezaran el vaciado. Hemos recuperado nuestro equipo”.

Ahora, los participantes intentan localizar y recuperar el suyo, aunque la policía ya se encuentra investigando el paradero de los materiales desaparecidos. Alguno no tiene muchas esperanzas: “Adiós, teclado y ratón. Algún día volveré a algún cibercafé de China y jugaré contra mis propios periféricos”. Pero sin duda lo más rocambolesco en un torneo donde se retrasó un enfrentamiento porque la organización perdió el teclado de uno de los participantes es esta nota: “Un apunte: De alguna manera se las han apañado para perder el teclado de Ramszes. Otra vez”. Desde luego, hay que mejorar ese Shanghai Major, si es que vuelve a celebrarse. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar