E-Sports: WESA empieza su actuación con mal pie

E-Sports: WESA empieza su actuación con mal pie

Hace apenas una semana, nos hacíamos eco de una noticia que prometía dar la vuelta por completo al mundo de los e-Sports: de la unión de ESL y varios equipos, surgía WESA, un organismo que pretende estandarizar las normas de los videojuegos profesionales en todo el mundo para evitar problemas de trampas, dopaje, corrupción, etc.

Sin embargo, no ha estado falto de polémica, que se ha agravado a raíz de una entrevista que Ralf Reichert y Pietro Finguelli, dos de los principales nombres en esta nueva organización, han concedido al portal Gamespot. Concretamente, el problema surge en el momento en que a Reichert le cuestionan sobre la confección de normas, y de cómo influirán los ocho equipos que se han unido al organigrama de WESA a la hora de establecerlas, teniendo en cuenta su falta de objetividad por estar implicados en la propia competición. La respuesta del directivo ha sido vaga, lo cual ha encendido la mecha de las acusaciones de corrupción y falta de imparcialidad.

Para entender el caso, Kotaku pone un ejemplo muy claro. Tras la inclusión del mapa Nuke en Counter-Strike Global Offensive, surgió una enorme crítica a Valve, pues favorecía sobremanera a los jugadores defensores, que ganaban dos tercios de las partidas. Pues bien, si nos ponemos en la situación de que el estudio fundador de Steam quiere introducir Nuke en el territorio profesional, y uno de los equipos miembros del comité es letal en ese mapa, obviamente votará a favor de esta norma.

Utópicamente, todos y cada uno de los equipos de las ligas profesionales tienen voz y voto en la confección de las normas gracias al Consejo de Jugadores, tal y como asegura WESA, pero el vacío legal existente en la informalidad de este sub-órgano ha dado pie a una polémica que ni ESL ni WESA han sido capaces aún de apaciguar.

Publicaciones relacionadas

Cerrar