E3 2013: Resumen de la conferencia de Xbox

Repasamos todo lo que ha dado de sí el paso de Microsoft por Los Ángeles.

Microsoft ha cumplido con lo prometido. Cuando hace unos días aseguró que en el E3 se anunciarían juegos, no estaba bromeando. La compañía americana ha aprovechado su paso por Los Ángeles para olvidarse de las posibilidades multimedia de su nueva consola, y ofrecer una atractiva oferta de lanzamientos para todos los gustos. Un auténtico festival de títulos, con alguna que otra sorpresa incluida.

De hecho, el evento de Microsoft en el E3 no pudo empezar de una manera más “hardcore”. Lo hizo con Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. La nueva entrega de la mítica serie de Konami se presentó mediante un impresionante vídeo que además mostró algunas de las novedades del lanzamiento: un mundo más abierto que nunca, sigilo llevado a un nuevo nivel, y hasta un ciclo horario en tiempo real. Sin duda estamos hablando de una de las entregas más alucinantes de la saga.

En un cambio de tercio total, le llegó el turno a Kinect Sports Rivals. Un título desarrollado por Rare (los cuales parecen muy centrados en este periférico), que incluirá nuevos deportes, como bolos, esquí, tiro, escalada y hasta fútbol. Un atractivo que sin duda intentará atraer a todo tipo de usuarios, y que al parecer se pondrá a la venta junto a la propia consola a lo largo de este año.

Pero Microsoft sigue sin olvidarse de su actual Xbox 360. Lo demostró, por ejemplo, con World of Tanks. De la mano de uno de sus mandamases, Jusuf Mehdi, pudimos ver un vídeo de cómo lucirá el exitoso juego de PC en la veterana máquina de sobremesa. Y lo cierto es que parece que mantendrá toda la intensidad bélica e histórica que ha conquistado ya a un sinfín de usuarios en PC.

9247

Siguiendo con Xbox 360, Microsoft confirmó el lanzamiento de un nuevo modelo de la máquina, más pequeño y silencio incluso que el actual. Pero además, se ha adelantado el lanzamiento de juegos mensuales gratuitos para los usuarios premium de su Live, como por ejemplo Halo 3 y Assassin’s Creed 2.

El poderío gráfico de Xbox One llegó de la mano de Ryse, la nueva franquicia de Crytek, que ya fuera anunciada hace tiempo. En él pudimos ver una pequeña demo jugable, con toneladas de acción enemigos, explosiones, y secuencias de botones al más puro estilo God of War. El aspecto visual del título lució increíble, con olas que salpican a los personajes, y una profundidad imposible en las consolas de ahora.

9241

Manteniendo esta línea épica se anunció Dark Souls 2, la secuela del título de From Software. Ya sabéis, ese lanzamiento tan difícil que ya ha conseguido una gran reputación gracias a su rudo y austero desarrollo. Aventuras medievales para los más osados, también en Xbox One.

9244

Otro de los juegos que más ha llamado la atención de los aparecidos hasta el momento en el E3, ha sido sin duda un viejo conocido de los jugones de Súper Nintendo: Killer Instinct. Tal y como se venía rumoreando desde hace día, el clásico juego de lucha verá la luz de forma remodelada en Xbox One. Con una pinta más agresiva y llamativa que nunca. ¡Estamos deseando conocer más detalles!

9236

Igualmente llamativo fue el nuevo Sunset Overdrive, un título de estética cartoon desarrollado por Insomniac Games, los autores de Resistance y antiguos colaboradores en exclusiva de Sony. Parece que será un desenfadado juego de plataformas, simpático y aparentemente divertido.

9243

Phil Harrison presentó a continuación su archiconocido éxito Minecraft, que seguirá la estela de las consolas actuales y también estará en Xbox One. El juego se vio mediante un vídeo, que demostró que todos los amantes de este fenómeno podrán seguir con su divertido planteamiento también en la próxima generación.

Acto seguido, le llegó el turno a otros de los estandartes de Microsoft: Forza Motorsport 5. El simulador protagonizó una demo en la cual pudimos ver que el “factor humano”, tal como lo calificaron los propios chicos de Turn 10, tendrá un papel determinante en el título, que profundizará de forma inteligente en nuestras partidas con otros usuarios, aumentando el componente social y haciendo las carreras “más humanas”.

9238

Aunque quizás uno de los momentos más interesante del evento llegó D4, lo nuevo del autor del aclamado (y detestado a partes iguales) Deadly Premonition. Un juego bastante singular, tanto por su estética como por su aparente desarrollo, que se pondrá a la venta en Xbox One en algún momento aún desconocido.

Otros grandes del sector, Remedy, aprovecharon para enseñar al público su nuevo juego, Quantum Break. Un lanzamiento que, según el propio Sam Lake, aseguró que revolucionaría la industria tal y como la conocemos. No sabemos si la cosa llegará a tanto, pero sí que pinta muy bien. Según ellos, será lo mejor de Remedy hasta la fecha. ¿Logrará superar a los fantásticos Max Payne y Alan Wake?

9237

La entrega de Microsoft Studios con su nueva máquina parece absoluta, como también demostró Project Spark, un juego que permitirá que sea el propio usuario quien desarrolle sus propios elementos, compartiéndolos con otros usuarios. Una propuesta original de la que estamos deseando conocer más.

Igualmente, Microsoft anunció lo que ya venía sonando desde hacía tiempo: Xbox Live dejará de lado los Microsoft Points para funcionar con dinero real, abriendo así las posibilidades a la hora de realizar distintas transacciones con los servicios online de la compañía.

Pero volvamos a los juegos. Dead Rising 3 verá la luz, aparentemente, en exclusiva para Xbox One, con un aspecto similar al de las anteriores entregas, pero aprovechando la mayor potencia de la consola para ofrecer más zombis, un estilo más abierto y libre y todo el gore y carisma que ya vimos en los dos primeros lanzamientos. El protagonista en esta ocasión será Nick, un mecánico de armas tomar.

Más espectacularidad gráfica llegó de la mano de The Witcher 3 (que aprovechará en Xbox One Smartglass y Kinect) y Battlefield 4. Este último tardó un poco en arrancar, pero cuando lo hizo nos dejó con la boca abierta, gracias a una demo con unos efectos alucinantes. Tendrá un pack temporal, consistente en los mapas bautizados como Second Assault.

9235

Pero las noticias que todos queríamos escuchar llegó justo al final del evento: la consola tendrá un precio de 499 dólares, y se pondrá a la venta el próximo mes de noviembre, en un día aún por confirmar. De la misma forma, Microsoft desveló –tal y como preveíamos- que un Halo de nueva generación ya apunta a Xbox One. Apenas pudimos ver un vídeo de él, pero suficiente para despertar nuestras expectativas.

Lo mismo que Titanfall, un apasionante shooter donde humanos y robots se verán las caras en un entorno futurista. Un juego que mostró una gran demo en el evento y con el que Microsoft cerró una gran cita llena de lo que realmente nos interesa a los amantes de los videojuegos: grandes títulos, que ya nos hacen soñar con todo lo que Xbox One dará de sí. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar