E3 2016: Una experiencia cargada de sorpresas y anécdotas

Sábado, 11 de junio. A nuestra llegada a Los Ángeles, la ciudad no parecía recibir un E3 en las próximas horas. Un edificio emblemático del E3 a medio pintar vislumbraba Gwent, el juego de cartas de The Witcher, de CD Projekt. Sin embargo, por la mañana se respiraba otro aire, empezaba el movimiento, las carreras de un lado para otro y el pistoletazo de salida lo hacía Electronic Arts.

Si bien comenzar siempre es complicado, EA presentó su FIFA 17, del que horas antes se habían filtrado detalles y el mismo que pudimos probar en su presentación en el Santiago Bernabéu. Así que una vez más, EA Sports golpeó primero con su modo historia, tan solicitado por la comunidad de jugadores, y su acuerdo exclusivo con la Liga BBVA. Durante la feria, Konami volvió a enseñarnos una versión más avanzada de PES 2017 y su apuesta firme por el realismo con las nuevas físicas del balón y la IA mejorada. Pero ya se sabe, el partido no termina hasta que el árbitro pita el final.

Del mismo modo, la esperadísima batalla entre Battlefield y Call of Duty fue más descafeinada de lo previsto, pero una guerra que no acaba más que empezar. Por su parte, Activision mostró un gameplay de Infinite Warfare de 20 minutos donde hacía gala de sus buenas maneras pese a las contundentes críticas previas al E3. 



Mientras Ubisoft celebraba sus 30 años de vida con grandes anuncios como For Honor, Watch Dogs 2 o South Park, Microsoft presentó la Xbox Scorpio, que promete ser la consola más potente del mercado, y Xbox One S. Sony en cambio obvió su nueva consola, cuyo anuncio esperaban todos los allí presentes. Pese a ello, volvió a sorprender y de qué manera.

El regreso de Kojima

Por entonces Sony ya había anunciado el reboot de God of War, así que arrancaban fuertes los nipones dejando muy buenas impresiones. Sin embargo, a Hideo Kojima apenas le bastaron tres palabras para revolucionar el Shrine Auditorium: "I am back" (He vuelto). Y como nos tiene acostumbrados, el creador de Metal Gear nos dio una pequeña muestra de lo que será su próximo trabajo. Sin duda sabe cómo vender la piel del oso antes de cazarlo. El teaser, protagonizado por Norman Reedus, no ha dejado indiferente a nadie y la breve escena de Death Stranding se ha hecho viral. Una vez más, Kojima nos tiene donde quería.

Sony sacó toda la artillería pesada sin necesidad de presentaciones, espectáculos ni discursos. Horizon: Zero Dawn maravilló con su ambientación y sacó su robótica fauna a pasear por el E3, literalmente. Una de esas criaturas fue la mayor atracción del booth de PlayStation, cuyo principal protagonista fue PlayStation VR. Su espera mereció la pena, así como The Last Guardian que por fin fijó su fecha de lanzamiento para el 25 de octubre.



Y es que el E3 2016 ha confirmado que es el año de la realidad virtual copando en cada rincón de la exposición un lugar como en el caso de PlayStation VR y con anuncios tan destacados como Batman Arkham, Final Fantasy XV o Resident Evil VII. Tres apuestas muy contundentes para anunciar su fecha de lanzamiento: 13 de octubre. Este último videojuego sorprendió porque su concepto se parecía más al malogrado P.T. que a la exitosa saga, aunque sin duda esta entrega  será celebrada tras la cancelación de Allison Road, el sucesor espiritual. Pero, ¿dónde están los zombies?

Precisamente, la aterradora casa de Resident Evil VII fue uno de los booth más espectaculares de la feria. En ella se pudo probar el título en su versión de realidad virtual, una de las principales novedades. En ese ranking de espectacularidad 2K se lleva el primer puesto, ya que su booth ambientado en los años 60 con banda de jazz y cine incluido, fue el escenario perfecto para presentar un completo gameplay y cinemáticas de Mafia III. Square Enix no se quedó atrás y desplegó sus mejores formatos para enseñar al mundo Final Fantasy XV y Deus Ex: Mankind Divided, con brazos biónicos incluidos. 



Pero como decíamos, la realidad virtual ha llegado para quedarse. Muchos slots presentaban videojuegos creados para esta tecnología y aunque los más sorprendentes fueron los ya mencionados, lo cierto es que había una gran variedad de títulos. Farpoint es un FPS que nos traslada a un planeta cerca de Júpiter donde sobrevivir es la prioridad en un entorno hostil plagado de alienígenas. Ubisoft presentó también Eagle Fligh VR, un videojuego en el que nos metemos en la piel de un águila.

Nintendo, como Bethesda con su conferencia, siguió el guión esperado. Celebró durante el E3 su Tree House donde hizo un monólogo de The Legend of Zelda: Breath of the Wild con un renovado Link que quiere formar parte de la historia de la franquicia con el juego más completo hasta la fecha. El hype de los nintenderos es alto, sólo hay que ver las colas que había para entrar al booth, así que veremos si lo consigue.

No podían faltar los simuladores de coches con Gran Turismo y Forza Horizon 3 a la cabeza, este último presentado en la conferencia de Microsoft, que siempre son un buen reclamo para los jugones. Gears of War 4 fue el principal protagonista de su stand pese a su tamaño, pero mostró el mando customizado además de su edición coleccionista pre-order. Una delicia para los más fans de la franquicia. En ese sentido, Microsoft ha puesto especial atención a los mandos de Xbox y su personalización con diferentes carcasas y colores en cuyo booth se pudieron diseñar y montar.

Raquel Morales

Periodista. Me encanta hablar de videojuegos, series y películas. Me entrené con Lara Croft en el templo de Karnak. Camino de Grand Line.
Cerrar