EA se pronuncia sobre el cierre de Visceral Games

El optimismo por el nuevo Battlefield no es lo único que EA ha tratado en su reciente conferencia para inversiores. La compañía también ha dedicado unas palabras al candente tema del cierre de Visceral Games y las declaraciones vertidas sobre el modelo de negocio enfrentado entre los juegos centrados en la campaña para un jugador y aquellos enfocados como GaaS (Games as a Service), pensados para perdurar a base de actualizaciones y contenidos adicionales.

Como revela DualShockers, el CEO de la compañía, Andrew Wilson, ha sido el encargado de emitir una declaraciones sobre el asunto. Según el directivo, el centro de la decisión tomada ha sido querer llegar a «un punto en el que la experiencia de juego sea la adecuada para los jugadores». Como ya se supo, el cierre de Visceral implicó el retraso del videojuego de Star Wars en el que se estaba trabajando. Tomar esta medida fue fruto de una profunda meditación dentro de la compañía, según el CEO, del feedback obtenido por los jugadores que habían podido tener acceso al proyecto y de la actual situación del mercado.

Wilson insiste en que no se trata de la viabilidad económica de lo que se estaba gestando en el estudio, sino de conseguir algo que invite a los usuarios a volver a jugar durante un largo periodo de tiempo. Este objetivo no era algo que encajaba con la idea desarrollada por el equipo de desarrollo, lo que supuso su desmantelamiento y el replanteamiento del videojuego.

Aun así, remarca el de EA, la confianza en Star Wars sigue siendo férrea y en la compañía están «muy contentos» con algunos de los materiales que habían llevado a cabo en Visceral Games. De hecho, están estudiando cómo utilizarlos para ofrecer algo «acorde a las expectativas de los fans y jugadores en el futuro».

Sea como fuere, el resultado sigue siendo el mismo. Tras la decisión tomada por la compañía, la comunidad jamás podrá saber cómo era la visión que Amy Hennig tenía del famoso universo.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar