Eggman pudo haber sido el auténtico protagonista de Sonic

La Game Developers Conference de 2018 está trayendo multitud de detalles curiosos sobre el desarrollo de varios juegos y franquicias. A lo largo de la semana, por ejemplo, hemos podido conocer un poco más sobre los orígenes del erizo más famoso de los videojuegos, Sonic, y es en él en el que vamos a centrarnos, ya que hay otro detalle bastante peculiar sobre el origen de toda su saga.

Tal y como explican desde Geeks Are Sexy, los creadores del personaje y de la IP en sí, Hirokazu Yashura y Naoto Oshima, han hablado largo y tendido sobre cómo nacieron este personaje y su némesis, el Dr. Eggman (Ivo Robotnik). De hecho, han revelado cómo, incluso, el que ahora es villano de la saga pudo haber sido, desde un principio, su auténtico protagonista.

Todo comenzó con la intención de SEGA de crear un icono que pudiera igualar al Mario de Nintendo. A partir de ahí, se elaboró una lista de propuestas (entre las que apareció un armadillo que posteriormente fue rescatado para dar vida a Mighty the Armadillo) que se redujo a tan solo tres: un hombre con bigote, un perro y un erizo. Con esas tres ideas, Oshima realizó varios bocetos para darles forma y decidió que el público eligiera.

Se fue a Central Park y comenzó a enseñar sus propuestas a los viandantes. El favorito de todos fue el erizo, lo que hizo que Eggman perdiera su oportunidad de ser el protagonista y, por contrapartida, se optara por él como villano de la saga. Si todos aquellos que pasaron por allí aquel día lo hubieran elegido a él, es posible que el erizo se hubiera convertido en el villano y el científico en el héroe.

Las cosas habrían sido muy distintas, aunque quizá la saga no hubiera alcanzado la magnitud que posee de no haber sido porque, al final, se optó por el puercoespín.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar