El 11-S hizo que Dino Crisis 3 se mudara al espacio

Todos los fans y no fans de Dino Crisis tienen un recuerdo bastante especial de su tercera entrega. La magistral fórmula de Capcom, que combinaba el Survival Horror al más puro estilo Resident Evil con algo tan infalible como los dinosaurios, decidió dar una patada a su legado y lanzarse al espacio con Dino Crisis 3. Los gigantescos lagartos ahora habían mutado y eran un híbrido entre su forma real, zombis y otras cosas totalmente inclasificables que no hicieron especial gracia en la comunidad de jugadores.

Sin entrar demasiado en los aspectos criticables de esta iteración, uno de los puntos que más sorprendio fue que todo transcurriera en una estación espacial. De repente, se dio el salto para tener una ambientación completamente diferente y para implementar una serie de mecánicas también nuevas, con mayor o peor acierto; pero nuevas. Nadie terminó de entender el porqué de esto, aunque con el tiempo ha salido a la luz el motivo por el que se recurrió a abandonar la atmósfera terrestre.

Fue Capcom la que decidió dar un golpe de timón al desarrollo por ciertos acontecimientos recientes. En concreto, fue una imagen conceptual la que, sumada al estado de la sociedad estadounidense, no parecía construir el concepto más adecuado para el momento. Los atentados del 11-S tuvieron lugar en 2001, el mismo año que este juego estaba en desarrollo y que pretendía mostrar ciudades completamente destruidas por el ataque de los dinosaurios.

Muchos desarrolladores han contado cómo tuvieron que cambiar aspectos para evitar herir sensibilidades en aquel año. Kojima, por ejemplo, modificó la escena final de Metal Gear Solid 2 para no mostrar una bandera manchada de sangre y también otras secuencias. No era el momento, y mucho menos con un desastre así tan reciente.

El concepto que se había preparado para Dino Crisis 3 era el de una ruptura del espacio-tiempo. Tras los acontecimientos del anterior juego, las brechas temporales se habría extendido y habrían llevado a los dinosaurios a diferentes épocas de la historia de la humanidad, alterando por completo todo lo escrito y plasmando un mundo dividido por un conflicto global entre los humanos y estas gigantescas y peligrosas criaturas.

Así es como el contexto temporal se ubicaría en el presente y mostraría grandes ciudades arrasadas, una mezcla que evidentemente no encontraba en 2001 el mejor momento para salir en forma de videojuego al mercado, más aún con el estigma de la violencia que siempre se les ha achacado. A consecuencia de esto, Capcom decidió cambiar las cosas para evitar cualquier posible acusación, algo que además se podía permitiar con cierta tranquilidad dado que todavía no había comenzado la fase de desarrollo, solo se estaban conformando ideas para empezar en serio.

Una práctica que, además, solía ser bastante habitual en la compañía japonesa. El tercer Dino Crisis no es el único juego que dio un giro brutal desde su propuesta. Sin ir más lejos, Kamiya comenzó Devil May Cry como un nuevo Resident Evil y decidió dar carpetazo a todo para construir al icónico Dante y experimentar con un género en el que no ha hecho más que despuntar desde entonces.

¿Cómo habría resultado todo de no ser por esta nueva orientación? Quizá la franquicia habría disfrutado de una mejor salud, aunque los problemas de aquella entrega estaban más ligados al control y movimiento de las cámaras. Aun así, ya es una pregunta que no se puede resolver y que solo nos deja con la incógnita de saber si Regina volverá.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar