El antiguo jefe de Playfish cree que la nueva generación de consolas solo sirve para desviar la atención

¿Qué las nuevas consolas de Sony y Microsoft marcan el futuro de la industria de los videojuegos? ¡Paparruchas! Eso es lo que grita Kristian Segerstrale, antiguo CEO de Playfish, compañía dedicada al juego social y particularmente especializada en Facebook.

Segerstrale cree que la industria y el mundo miran hacia donde no deben, a tenor de su publicación en TechCrunch: “La nueva generación de consolas está haciendo un trabajo maravilloso al distraer a los grandes editores de las partes de la industria de videojuegos con mayor crecimiento. Deja vía libre al soporte digital para conseguir el dominio gradual con nuevas franquicias en nuevas plataformas de hardware”.

Para Segerstrale, “los tíos de las consolas están paralizados por su falta de enfoque”, y eso es algo que les pasará factura al no saber mantener a su público: “El éxito dura poco si no eres capaz de retener a tu mercado y a la vez obtener nuevos usuarios”. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar