El CEO de Activision gana 300 veces más que sus empleados

Quién le iba a decir a quienes querían poner a Bobby Kotick, CEO de Activision-Blizzard, de patitas en la calle hace ya algunos años, que en 2017 iba a seguir facturando millones a espuertas al frente de la compañía, y que varios de ellos irían a sus bolsillos. El bueno de Kotick sigue en su cargo, inasequible a las vacas flacas y preparando ya el futuro de la compañía con esa remasterización de Spyro The Dragon que tras muchos remilgos al fin fue confirmada. Esto solo puede querer decir una cosa: Más ingresos para Bobby.

Kotick ha recibido un salario de la empresa en 2017 por valor de 28.698.375 dólares, según ha declarado la propia compañia a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos. En realidad, no es la mejor época de Kotick, que ha visto una disminución de sus emolumentos con respecto al ejercicio anterior, donde se embolsó la nada despreciable cifra de 33.065.560 dólares. No obstante, si aún dudas de que Bobby Kotick vaya a poder llegar a fin de mes, piensa que lo tiene 300 veces mejor que su empleado medio.

En concreto, el CEO cobra anualmente 306 veces más que el empleado medio de Activision-Blizzard, que el año pasado ganaba 93.660 dólares, lo que a casi 8.000 dólares mensuales tampoco está nada mal. «Debido a la amplia variedad de funciones en nuestra compañía a lo largo de diversas jurisdicciones en todo el mundo, la compensación pagada a nuestros empleados difiere en gran medida entre departamentos, grados de experiencia y localizaciones», explica Activision-Blizzard.

«Creemos que nuestros empleados están siendo retribuidos justamente e incentivados de manera apropiada», sentencia la empresa. Aun así, quién pillara la nómina de Kotick. Es bueno ser jefe, no cabe duda.

 

Cerrar