El cofundador de Apple era tan bueno jugando a Tetris que fue bloqueado por Nintendo


Fichas que se deben encajar para formas líneas, abrir espacios y ganar puntos mientras suena una música con tintes rusos de fondo. Seguro que con esa mezcla de componentes sabéis perfectamente a qué videojuego de puzles nos referimos. Tetris es uno de los grandes, de los maestros que nacieron en las etapas más tempranas de la industria y que afianzaron un concepto de juego que es, simplemente, eterno. No hay jugador ni usuario que no haya probado o visto una partida de este título.

La creación del soviético Alekséi Pázhitnov se estrenó por primera vez el 6 de junio de 1984 para el dispositivo Electronika 60, un más que primitivo ordenador que solo podía reproducir las fichas de juego utilizando caracteres dada su incapacidad para mostrar material gráfico. Su denominación, que nace de la mezcla del concepto griego “tetra” (cuatro) con el tenis (deporte favorito de su creador), es algo que todos conocemos en la actualidad. Se puede decir, casi con total seguridad, que no hay consola o plataforma que no cuente con una versión de este título.

El fenómeno que supuso es algo bastante curioso, aunque dado lo rompedor de su propuesta, sobre todo por la época en la que se gestó, es fácil de entender. Más curiosa es, todavía, la pasión que ha logrado despertar en todo el planeta, incluso en algunas de las personalidades más populares que existen. ¿Sabíais que Steve Wozniak, uno de los padres de Apple, era un completo maestro en Tetris?, ¿que su don jugando le llevó a que Nintendo vetara su nombre en sus publicaciones? Así es, de hecho esta situación dio lugar a una anécdota de la que “Woz” se acuerda siempre con mucho humor, a pesar de la prohibición que le impusieron.

Durante un periodo de tiempo, la revista americana Nintendo Power se dedicó a listar a los jugadores que lograran alcanzar las cifras más altas con la versión de Tetris para Game Boy. La primera gran portátil de la compañía contaba con el juego como uno de sus primeros y más notables lanzamientos, y la legión de usuarios que disfrutó de ella parecía la forma perfecta de visibilizar un fenómeno a través de una gran variedad de jugadores con mucha maña.

Sin embargo, siempre había uno que dominaba las tablas, liderando con unos márgenes considerables: Steve Wozniak. Él mismo lo reconoce en unas declaraciones lanzadas a Gizmodo por el 30 aniversario del juego:  “Tenía constantemente la puntuación más alta del Tetris de Game Boy en los rankings de Nintendo Power”. La situación llegó a tal extremo que el equipo se puso en contacto con él, “querían nombres nuevos en la lista, y me dijeron que no aceptarían más mis propuestas”.

Fuera ya de los listados del magacín, Wozniak buscó la manera de poder colarse de nuevo, aunque no fuera con su nombre real. Para ello, lo que hizo fue escribirlo completamente al revés. De repente, un tal Evets Kainzow aparecería como líder de la tabla clasificatoria de la revista dedicada a la compañía de videojuegos. Su ubicación, además, pasó de la ciudad de Los Gatos a Saratoga, para terminar de reforzar esta curiosa triquiñuela.

Sin saber cómo no se dieron cuenta desde el equipo, o si simplemente lo vieron y lo aceptaron por ser distinto, Evets Kainzow apareció para proclamarse el líder de las puntuaciones del Tetris para Game Boy. El logro personal fue tal para Wozniak, que aún conserva el número de la revista en el que logró colarse con su espejismo. Desde luego, demostró que tenía la suficiente imaginación para eso y más.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar