El community manager de Turtle Rock se queda sin trabajo por hacer un comentario racista

Hay que tener mucho cuidado con lo que se dice en Internet, sobre todo si tu trabajo depende de ello. Y si ese trabajo hace que lo que uno dice llegue a los ojos inadecuados, conviene ir con pies de plomo para que no pase lo que le ha sucedido a Josh Olin. El nombre no os dirá nada, pero su cargo sí. Era hasta hace poco el community manager de Turtle Rock y quien promocionaba en las redes sociales se nuevo juego, Evolve. Y si hablamos de ello en pasado, os podréis imaginar que el puesto ha quedado vacante. Es lo que pasa cuando uno opina que el propietario de un equipo de la NBA tiene “todo el derecho a ser un viejo racista en su casa”.

Ahora bien, cabe matizar que Olin expresó su opinión desde su cuenta personal y no desde la de Turtle Rock, faltaría más. En concreto, este fue su mensaje en Twitter: “Ahí va una opinión impopular: Donald Sterling [dueño de Los Ángeles Clippers] tiene todo el derecho como americano a ser un viejo racista en la seguridad de su propio hogar. Él es una víctima”. A menos que pretendiera ser irónico, la carga que desprende el mensaje no ha sido del agrado de Turtle Rock, que ha procedido a su despido fulminante y a aclarar su postura en la misma red hacia el delicado tema del racismo: “Los comentarios hechos por nuestro anterior community manager se oponen a nuestros valores como estudio de desarrollo de juegos. Pedimos sinceras disculpas por sus observaciones, y de ninguna manera aprobamos estos puntos de vista”.

Y esto nos lleva a un Josh Olin que ahora mismo tiene que buscarse otro empleo, y que piensa, como él mismo cuenta en Polygon, que todo se ha sacado de quicio. “Cualquiera que siga mis tuits sabe que no respaldaban las acciones de Sterling. Más bien quería promover tres principios en los que creo: 1) El daño que los medios sensacionalistas hacen a la sociedad. 2) Lo importante y sagrada que es tu privacidad en tu propio hogar. Y 3) El derecho a ser lo que quieras ser como americano, siempre que no haga daño a nadie. Este último punto no se debe confundir con apoyar las acciones de Sterling, lo cual no hago. Dicho esto, es decepcionante ver como unos pocos directivos de Turtle Rock y 2K Games se han sumado a la histeria sin siquiera haber tenido una conversación conmigo, o revisar el contexto de los propios tuits. Irónicamente, es un gran ejemplo de por qué llevo el punto 1 tan cerca del corazón.”.

Publicaciones relacionadas

Cerrar