El creador de la tecnología de Wii explica el “terrible” rechazo que sufrió de Sony y Microsoft

 

Wii hubiera sido poco o nada sin la patente de tecnología giroscópica y captura de movimientos propiedad de Tom Quinn. Pero Quinn, no eligió como primera opción a Nintendo. En una interesante entrevista con el portal CVG Quinn explica que primero fue en busca de Microsoft y Sony para que le compraran la idea y su recibimiento fue “terrible”.

Primero fue a Microsoft, le dejamos que se explique: “la reunión fue terrible. La actitud que me mostraron fue que si querían hacer el control de movimiento lo harían ellos mismos y sería un trabajo mejor. Fueron muy groseros. De hecho, el encuentro fue tan terrible que uno de los ejecutivos se me acercó después y se disculpó en nombre de los demás. Recuerdo que me dijo que esa no era la forma en la que Microsoft debía establecer relaciones con socios potenciales”.

Pero ojo, que Sony tuvo una acogida muy similar en el encuentro que tuvo con el mítico ingeniero de la compañía Ken Kutaragi: “Kutaragi entra, se sienta y, te juro que esto es cierto, cierra los ojos al momento en el que empiezo a hacer la demostradación. Fue difícil pero aún así pregunté por su opinión y él me dijo “¿puede producir esto por 50 centavos? Yo me reí y le expliqué que sería imposible. Así que me fui de nuevo con las manos vacías”.

La cuestión es que Nintendo no parecía rival después del mal momento que atravesaba Gamecube y estos sí decidieron apostar por la idea de Quinn. El resto, como suele decirse, es historia.

Publicaciones relacionadas

Cerrar