El director creativo de Everwild abandona Xbox

La nueva IP de RARE tiene prevista su llegada a Xbox Series X|S próximamente.

RARE ha recuperado su prestigio e importancia dentro de Xbox Game Studios gracias al éxito de Sea of Thieves, una nueva IP en la que el estudio se dejó sangre, sudor y lágrimas y que después de un inicio algo tumultuoso ha acabado convenciendo a decenas de millones de jugadores. Eso sí, los ingleses tenían más ases en sus mangas, tal y como revelaron hace un tiempo con Everwild, otra nueva IP bien diferente.

Everwild nos lleva a un mundo de fantasía del que de momento sabemos bien poco más allá de lo precioso de sus diseños y de un componente cooperativo online. Hoy se ha hecho oficial mediante VGC que Simon Woodroffe, quien era director creativo de Everwild, ha abandonado el proyecto y la compañía.

Everwild pierde a su director creativo

Desde RARE han contactado con VGC para emitir un comunicado confirmando su marcha y agradeciendo los servicios prestados por Woodroffe:

El jefe del estudio Craig Duncan dijo: «Agradecemos a Simon por todo su duro trabajo en Everwild y le deseamos la mejor de las suertes para el futuro. El equipo de Everwild está en buenas manos y está apasionado por construir un juego que dará a los jugadores experiencias inolvidables en un mundo natural y mágico».

Everwild queda así en manos de Louise O’Connor (animadora en Conker’s Bad Fur Day) en la dirección, mientras otras piezas clave del estudio como James Blackham (ex Lionhead) y Ryan Stevenson (director de arte de RARE) tendrán puestos relevantes en el desarrollo.

Este sería el segundo director de un juego de Xbox Game Studios que abandona su proyecto en lo que va de semana. Chris Lee abandonó su puesto en Halo Infinite, aunque sigue trabajando para 343, mientras que Woodroffe ha abandonado definitivamente el estudio.

Daniel Villagrasa

Xboxer para unos, sonyer para otros, pero no veas lo que me gusta disfrutar de ambas plataformas. Jugando desde que tengo memoria y aprovechando a la mínima para deciros lo mucho que quiero a Hideo Kojima.
Cerrar