El diseñador de videojuegos que amaba los robots

Ollie Barder, del estudio People Can Fly, adora los robots. Siente auténtica devoción por ellos. Este diseñador de videojuegos están tan enamorado de los mecha japoneses que su mesa está copada por ellos. Una verdadera legión de ingenios mecánicos reproducidos en plástico que, además, dice que le ayudan a ser productivo. En las fotos que os adjuntamos veréis las curiosas musas mecánicas de Barder, que apenas le dejan espacio en su escritorio, algo que para el diseñador tampoco le supone un gran problema, más bien al contrario: “Básicamente nunca he necesitado mucho espacio en mi mesa, así que lo he llenado con mechas de juguete”.

Kotaku nos muestra el lugar de trabajo de este buen hombre, que tiene un gusto de lo más variado. Entre sus amiguitos de plástico podemos distinguir a robots de tan diferente pelaje como el primero de todo ellos, Tetsujin 28; como no, no podía faltar la obra de Go Nagai, representada como no podía ser otra forma con un Mazinger Z y un Getter Robo. Tampoco podía faltar un Gundam en la colección, una valkiria de Macross ni un Patlabor. Hasta vemos un Optimus Prime medio oculto enarbolando orgulloso una bandera de Suecia. Una buena colección, sí señor. Lo único… ese Link de ahí delante no parece muy mecánico, ¿no?

Publicaciones relacionadas

Cerrar