El esplendor de los juegos inacabables

El esplendor de los juegos inacabables

El presente año 2015 llega a su fin y echamos la vista atrás para ver qué es lo que ha dejado tras de sí. En el campo de los videojuegos, una de esas cosas es la tendencia a desarrollar y publicar cada vez más títulos inacabables, infinitos. Que exprimen nuestro tiempo al máximo y que no nos dejan jugar a más de cuatro o cinco juegos en un año completo.

Son videojuegos que nos tienen enganchados durante muchas horas, superando incluso el centenar de ellas. The Witcher 3, Fallout 4 o Xenoblade Chronicles X son solo algunos ejemplos de este año. Pero también hay otros muchos juegos que, si bien no llegan a este nivel de duración, han incrementado su cantidad de horas con respecto a entregas anteriores: Metal Gear Solid V o Rise of the Tomb Raider son buenos exponentes de esta tendencia.

Parece que los estudios se han olvidado de que nuestro tiempo es limitado y nos “obligan” a sumergirnos en mundos inagotables. Mañana lo analizaremos a fondo en nuestra nueva columna de opinión. ¿Qué opinas de esta tendencia a que todos los juegos deban durar una enorme cantidad de horas para salir al mercado?

Publicaciones relacionadas

Cerrar