El infierno abre sus puertas justo a la hora de cenar en esta ilustración de Doom

Tomad y comed todos de él, porque esta es la suculenta carne de un marine terrestre recién descuartizado, dijo el Cyberdemon de Doom a sus apóstoles. Un momento, esto no iba así ¿no? Más nos vale porque de lo contrario hubiéramos ido listos de papeles. Por suerta esta escalofriante visión de la Última Cena con los demonios de Doom poniéndose las botas es solo una licencia artística.

Eso sí, bien hecha sí que está e incluso la pondríamos en la pared de la redacción de AlfaBetaJuega para que la presidiera con su inspiradora presencia. Quizá su autor, Fasslayer, cuyo gran trabajo recoge Dorkly, nos pueda hacer un mural a precio de amigo. Bueno, parece que los Imps, Pinkys, Cacodemon y compañía ya están impacientes por ponerse las botas. Lo único que le diríamos al Cyberdemon es que se ande con ojo con el Hellknight, que nos da que lo mismo por treinta higadillos le hace alguna jugarreta…

Publicaciones relacionadas

Cerrar