El iPhone nació porque Steve Jobs le lanzó un ultimátum a un ingeniero

El fallecido Steve Jobs fue famoso por muchas cosas y una de ellas era la enorme exigencia que le pedía a sus empleados para alcanzar las cotas que el deseaba para sus productos. Con motivo de la nueva demanda que Apple le ha puesto a Samsung en Estados Unidos por asegurar que la coreana ha usado, supuestamente, sin su consentimiento cinco patentes, Greg Christie, líder del equipo de interfaz de usuario de Apple ha concedido una curiosa entrevista.

Greg ha relatado en The Wall Street Journal cómo nació el smartphone de Apple, el iPhone. Christie asegura que Jobs le lanzó un ultimátum por el cual, en 2005 le espetó que o le entregaba un progreso real sobre un teléfono con pantalla táctil o le asignaría el proyecto a otra persona. Dos semanas de trabajo sin descanso hicieron posible un prototipo de software en una pantalla de plástico conectada a un Mac que suposo la tecnología base para crear el iPhone.

Christie asegura que eso fue el inicio de una durísima temporada de desarrollo que duró dos años y medio en los que Jobs estaba obsesionado con el tema y exigía dos presentación mensuales sobre los progresos del proyecto en un cuarto sin ventanas. Además Greg comenta que el principal escollo que tuvieron inicialmente es que no conseguían organizar los SMS de modo que aparecieran como una conversación de chat.

Lo demás, como suele decirse, es historia.

Publicaciones relacionadas

Cerrar