El mejor padre del mundo le construye este Ala-X de Star Wars a su hija

Una infancia feliz es aquella que un niño pasa en compañía de los que más quiere y quienes le quieren. En la que no le falta de nada, pero sobre todo cariño y amor. En la que su padre, si hace falta construir un caza Ala-X modelo T-65 para complementar un disfraz de Leia y participar en un concurso, se remanga y lo construye. Eso es el verdadero amor paterno-filial.

Este es el fruto del amor de un padre por su hija, un vehículo espacial capaz de destruir una estación de combate con el poder de destruir planetas enteros con un disparo entre un millón al que no le falta su droide astromecánico de la serie R2. Lo encontramos en Mibrujula.com y nos ha hecho saltar la lagrimita de ternura, y más al saber que el proyecto entero corría a cargo de dos familias con tres niños y que les sirvió para ganar el primer premio al disfraz reciclado. También se han ganado nuestros corazones. ¡Bravo!

 

 

 

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar