El mercado digital se disparará para 2022 gracias a las cajas de botín

Las controvertidas cajas de botín que tanto llevan dando que hablar desde finales del año pasado, y que en Bélgica ya se han declarado ilegales por considerarse apuestas, son en realidad la gran baza del mercado digital. En un momento en el que las microtransacciones indignan a los usuarios, éstas serán también el vehículo que, paradójicamente, lleve a este formato a sus mejores registros en tan solo cuatro años.

Así lo estima la firma analista Juniper Research, que ha publicado sus pronósticos para el mercado digital de videojuegos en un estudio. Para los analistas de esta empresa, las cajas de botín y otras compras integradas, pese a estar tan mal vistas, supondrán un mágico impulso que permitirá facturar en 2022 una cantidad estimada de 160.000 millones de dólares. Teniendo en cuenta que para este presente ejercicio su predicción es de 117.000 dólares, es un aumento considerable, y solo en cuatro años.

El secreto de la predicción de Juniper Research no es algo que se escape a todo el mundo. Y es que sí, muchas voces claman contra las cajas de botín. Pero muchas no son todas. De hecho, estos elementos tienen una gran popularidad en un mercado clave como es China, donde hay millones de usuarios que sí están dispuestos a adquirir estos elementos de manera frecuente.

«Las cajas de botín juegan con el deseo de los jugadores de tener los objetos más prestigiosos y buscados, sean armas o elementos cosméticos», sostienen los analistas. «Al monetizar la generación aleatoria de éstos, están animando a una forma de apuestas que se extiende a lo largo del ciclo de vida estos juegos y conecta con su público». De cumplirse la previsión, las cajas de botín no se irían a ningún sitio pronto. ¿Hará esto más mal que bien?

Cerrar