El Monopoly guarda una turbia historia en sus orígenes

El Monopoly guarda una turbia historia en sus raíces

El Monopoly nació allá por 1935, por lo que se trata de un juego de mesa que ha sido conocido y disfrutado por diferentes generaciones con el paso de los años. Lo que muchos no conocen es que detrás del Monopoly hay un juego de mesa previo, el cual dio lugar años más tarde al divertido juego que todos conocemos. Ha sido tal el reconocimiento del Monopoly con el tiempo que incluso ha llegado al mundo de los videojuegos, como es el caso de la última versión para Nintendo Switch.

Tal y como recoge Gamedots, en 1903 apareció The Landlord's Game. Por aquel entonces Elizabeth Magie, su creadora, quería demostrar que la desigualdad que habían generado los monopolios suponía un gran problema a nivel mundial. Por ello el juego de mesa contaba con dos modos de disfrutar del mismo. En el original ganaba la partida el jugador que lograba tener el doble de dinero que al inicio de la partida, independientemente de las posesiones del resto. Por el contrario el segundo modo, que más tarde heredaría el Monopoly, consistía en hacer que el resto de jugadores acabasen en bancarrota.

Curiosamente la filosofía del juego se tornó sobre sí misma y se hizo mucho más popular la versión que optaba por demostrar el potencial de los monopolios en lugar de la temática que brindaba más importancia a la creación de ingresos para todos. Lo que parece claro es que el espíritu monopolista de la vida real acabó ganando también en cuanto a las reglas del juego de mesa, por lo que años después el Monopoly tomó dichas reglas como su base y aún a día de hoy sigue siendo todo un éxito.

Publicaciones relacionadas

Cerrar