El Muro de AlfaBetaJuega: Un juego para salir del paro

El Muro de AlfaBetaJuega: Un juego para salir del paro

Con la resaca de la Madrid Games Week 2015 levantamos un lunes más El Muro de AlfaBetaJuega, la sección donde sois los lectores los que facilitais el contenido al enviarlo a usuarios@alfabetajuega.com para que le demos voz. Nuevamente tenemos proyectos nacionales cuyos responsables nos han pedido un altavoz para poder mostrarlos al público, algo en lo que les ayudamos encantados.

Para empezar, nos llega una obra hecha por, como se la conoce en la calle, miembros de la empresa con más (des)empleados de España. Seguiremos con un veterano de la guerra pixelada hecho y derecho que busca seguir con su destino en los ordenadores personales a cambio de algo de apoyo. Y acabaremos con un nuevo juego gestado en Zaragoza que pronto llegará a PlayStation 4. Empieza nuestro Muro de AlfaBetaJuega.

Desesparados: La aventura de encontrar empleo

Con un pad, un joystick o un ratón en la mano todo parece factible, desde salvar el mundo a conquistar otros planetas. ¿Todo? Bueno, lo de encontrar trabajo en España es una gesta que empequeñece a las anteriores. Y es precisamente de lo que trata Desesparados, un juego para Android e iOS en el que tendremos que ponernos al cargo de una oficina de empleo y conseguir que seis candidatos obtengan el trabajo de sus vidas.

La historia de Desesparados es muy peculiar. El juego se ha creado por alumnos del curso de Desarrollo de Videojuegos para desempleados que se ha impartido recientemente en en el Centro de Formación en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones Madrid-Sur (Getafe). Catorce de sus miembros, de toda clase y condición y no necesariamente con experiencia en videojuegos, han creado esta aplicación que refleja una lacra de nuestro día a día con que ellos mismos conviven y de la que esperan salir o, como poco, hacerse de notar por cualquiera que pueda necesitar de sus servicios. Desesparados es gratuito y te espera en Google Play y en iTunes

Mambo, él es la guerra

Un veterano de los juegos de acción está listo para todo. Sabe que la guerra es un infierno, y ha jugado a cosas que harían vomitar a una cabra. Ahora, un nuevo juego independiente con sello español y estética píxel asoma en el horizonte con el único objetivo de vivir día a día… en tu ordenador. Mambo es un juego para PC, con sistemas Windows o Linux, y Mac en el que al estilo de los arcades más clásicos nos pondremos en la piel de un ejército de un solo hombre.

Para sobrevivir al arcade, hay que convertirse en arcade, y Mambo promete ser uno bien surtido de acción y con un estilo gráfico muy peculiar que hará las delicias de los más afines al píxel. Viene de la mano de Iction Games, los cuales atacan por dos frentes, el de Steam Greenlight y el de Kickstarter, en donde piden 9.000 euros para financiar este juego de acción con grandes dosis de humor. Échales una mano y ayúdales a que este héroe de mueca torcida se sienta las piernas. 

Kromaia Omega llega este otoño a PlayStation 4

Uno de los próximos lanzamientos tanto en formato digital como físico para PlayStation 4 nos llega desde la heroica e inmortal ciudad de Zaragoza. Con el título de Kromaia Omega, los miembros del estudio zaragozano Kraken Empire lanzan de la mano de Rising Star Games un nuevo shoot’em up para la consola de nueva generación de Sony que estará disponible este mismo otoño.

No obstante, Kromaia Omega no se reduce a machacar el botón de disparo, sino que permitirá que interactuemos con objetos para resolver puzzles, contará con una IA adaptativa basada en estímulos y permitirá pilotar diferentes naves que recibirán el nombre de Armaduras en este juego con distintos modos, cooperativo local y tablas de clasificación online. De momento no se ha concretado la fecha, pero es bueno saber que en los próximos meses un nuevo juego español nutrirá el catálogo de PlayStation 4.



Cerramos aquí por hoy El Muro de AlfaBetaJuega. Recuerda que esperamos tus mensajes en usuarios@alfabetajuega.com. Feliz semana. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar