El Museo de Arte Moderno de Nueva York amplía su exposición de videojuegos

Si pasáis por Nueva York, no podéis dejar de visitar el MOMA, el Museo de Arte Moderno de la gran ciudad estadounidense, no ya porque una visita cultural siempre enriquezca sino porque como posiblemente ya sabréis y si no os lo recordamos, este prestigioso museo cuenta con una exposición permanente dedicada a los videojuegos en donde podían verse hasta la fecha 14 de los grandes clásicos de todos los tiempos. Y decimos podían no porque los hayan retirado, de hecho la exposición sigue siendo permanente, sino al contrario, se ha visto ampliada con 8 juegos más hasta un total de 22.

La edición digital de El País nos desvela los nuevos fichajes que han sido ascendidos oficialmente a la categoría de arte. Entre ellos, un clasicazo con mayúsculas y negrita que era casi un pecado que estuviera ausente: el gran Space Invaders, de Taito. Se une también otra de las recreativas de mayor éxito y calado a nivel mundial de la historia, Street Fighter II, de Capcom. Y también los éxitos recientes obtienen recompensa. Ya estaba Canabalt luciendo en las vitrinas del museo, pero ahora se le une otro de su quinta: Minecraft. Cinco títulos más, cuyo nombre no ha trascendido, se suman para sobrepasar la veintena de expuestos.

Si bien nos alegra que más juegos sean reconocidos por esta institución, las críticas tampoco se han hecho de rogar, en especial en lo que a selección de juegos respecta, y es que en estas cosas nunca llueve a gusto de todos. A Jonathan Blow, creador de Braid, le parece que esta exposición “demuestra un desconocimiento total de por qué los videojuegos son un arte”. Por su parte, el crítico de arte de The Guardian, Jonathan Jones, se luce con la siguente perla: “Perdóname, MoMA, los videojuegos no son arte y exponer el Pac-Man y el Tetris con Picasso y Van Gogh es el Game Over a cualquier comprensión real del arte”. La comisaria del museo, Paola Antonelli, ha respondido tajantemente afirmando que los videojuegos sí son arte y merecen que cambie su consideración y sean reconocidos como tal: “Quiero que la gente entienda que el diseño es mucho más que sillas bonitas”. Por ello, su declaración de intenciones es firme: “Tenemos 22 y llegaremos a los 40”, un recadito para voces como la de Jones, que al parecer va a ver la pantalla de Game Over durante mucho tiempo. 

Así que Space Invaders, Minecraft, Street Fighter II y los cinco que todavía son incógnita, se unen a estos 14 que ya se encontraban en el museo:

  • Pac-Man (1980)
  • Tetris (1984)
  • Another World (1991)
  • Myst (1993)
  • SimCity 2000 (1994)
  • Vib-Ribbon (1999)
  • The Sims (2000)
  • Katamari Damacy (2004)
  • EVE Online (2003)
  • Dwarf Fortress (2006)
  • Portal (2007)
  • flOw (2006)
  • Passage (2008)
  • Canabalt (2009)

Publicaciones relacionadas

Cerrar