El nuevo parche de Assassin's Creed Origins en PC trae más problemas

Assassin's Creed: Origins no ha tenido el mejor de los estrenos en PC. La historia del medjay Bayek en el Antiguo Egipto está siendo recordada entre los usuarios de ordenadores por los continuos problemas de rendimiento que les complican jugar sin problemas. Ubisoft ha lanzado un nuevo parche que actualiza el título a la versión 1.05; pero no ha hecho más que poner nuevas complicaciones sobre la mesa.

Los jugadores se están haciendo eco en Reddit de varios recortes aplicados tanto en la distancia de dibujo como en la calidad de detalle de los suelos. Al parecer, la compañía habría reducido el nivel en ambos aspectos para intentar conseguir una mejor consistencia en la tasa de fotogramas por segundo; aunque no es algo que hayan terminado de lograr. Numerosos usuarios están quejándose porque las tarjetas gráficas de gama alta ahora mueven el juego peor que antes y, en otras ocasiones, incluso se bloquea.

Se apunta a un exceso de uso de la CPU como posible responsable de estos problemas. Según señalan en la red, Assassin's Creed: Origins consume demasiados recursos del procesador, y los cambios aplicados solo se encargan de aligerar la carga en la GPU, cosa que tampoco parece haber ido demasiado bien.

Los usuarios que están descargando el juego a través de Steam están pudiendo evitar esos problemas gracias a que la versión que la plataforma pone a su disposición es la anterior, la 1.03. Sin embargo, los que lo están adquiriendo a través de Uplay se han visto forzados a usar la actualización. Un cambio que complica aún más las cosas, justo cuando el título se prepara para recibir un nuevo desafío divino.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar