El origen de la barra de progreso

Todos consideramos como algo habitual en términos informático el uso de la barra de progreso. Ese baremo que mide en forma de porcentaje el tiempo que queda para descargar o instalar un programa. Aunque a veces no sepamos si su fiabilidad es totalmente exacta, su presencia resulta bastante orientativa.

El New York Times ha elaborado un excelente reportaje en el que nos habla del orígen de este sistema. A comienzos de los años 80, los usuarios no sabían el tiempo que les quedaba a la hora de instalar un programa, y eso creaba cierta confusión. Por ello, en el año 1985 un estudiante de informática llamado Brad A. Myers presentó un trabajo llamado "indicadores de progreso en porcentaje" en el que explicaba la utilidad de la barra de progreso.

Myers solicitó a 48 estudiantes que hicieran búsquedas en una base de datos de un ordenador con y sin la barra de progreso. Una cápsula se iba rellenando de izquierda a derecha. Un 86% de los estudiantes afirmaron que les gustaba la presencia de dicha barra y que no les importaba en demasía si su precisión era del todo correcta o no, ya que les aportaba tranquilidad tener delante la presencia de ese elemento.

El resto de la historia ya la conocéis, ya que es un sistema que los creadores de software continúan utilizando hoy en día. 

¿A vosotros también os tranquiliza o todo lo contrario?

Publicaciones relacionadas

Cerrar