El Partido Republicano de los Estados Unidos quiere eliminar las ventajas fiscales para los juegos violentos

Los juegos violentos siguen dando que hablar, y esta vez la polémica no nace desde la pantalla de alguna entrega de cualquier conocida franquicia de juegos de acción, sino desde una propuesta de reforma que ha surgido por parte del Partido Republicano de Estados Unidos. La formación política solicita que se revisen las ayudas que se conceden para investigación y desarrollo, unas subvenciones que son muy importantes para los estudios norteamericanos que emprenden grandes proyectos, para que éstas no sean concedidas a los desarrolladores de juegos violentos.

El Washington Examiner, en su edición digital, se hace eco de esta propuesta que aboga por “un crédito mejorado y permanente de investigación y desarrollo que finalmente de a los fabricantes americanos la confianza que necesitan para competir contra sus rivales extranjeros que disponen de estos incentivos permanentes desde hace mucho”, sin embargo, este crédito no podrá ser solicitado si un desarrollo abusa de sus niveles de muerte y sangre, “evitando que pueda ser concedido a los fabricantes de juegos violentos”.

Publicaciones relacionadas

Cerrar