El precio de Xbox Series X puede ser más caro de lo que se espera

Los costes de producción llevarían a la nueva Xbox a superar los 500 euros de precio.

Todavía no se sabe cuál será el precio de venta de Xbox Series X. La nueva consola de Microsoft tontea con una posible fecha de estreno en la primera semana de noviembre, aunque sus responsables todavía no han dado ningún paso en firme en ese sentido. Tampoco se sabe cuánto costará, aunque el coste de sus componentes y su fabricación insinúa que la cifra que podemos encontrar en tiendas una vez esté a la venta supere tranquilamente los 500 euros.

PureXbox se ha hecho eco de ello a raíz de una presentación liderada por la propia Microsoft. Según explican, el SOC de Xbox Series X tiene un total de 15.400 millones de transistores, más del doble de los que tiene Xbox One X, con 6.600 millones en su interior. Solo por este hecho, hablamos de un componente central que ya resulta considerablemente más caro que el de la consola actual, cosa que también se refleja en las specs de XSX, realmente altas.

Nuevas Fotos Xbox Series X

A eso hay que sumar el tamaño del encapsulado, de 7 nm en lugar de los 16 nm empleados en One. Han conseguido reducir esas dimensiones, lo que les ha permitido introducir muchos más transistores a pesar de que, al final, la placa principal tiene un tamaño similar al de Xbox One X. «Básicamente, tenemos el mismo tamaño en tres tecnologías diferentes, y es significativamente más caro en la más nueva…», explicaba Jeff Andrews, arquitecto de Xbox, en la correspondiente presentación.

Eso da a entender que podemos esperar cifras por encima de los 500 euros o dólares para XSX cuando salga a la venta. Aun así, desde Microsoft han asegurado que el equipo está muy contento con el precio estimado para Xbox Series X, y es que siempre cabe la posibilidad de que lancen la consola a pérdidas, con un precio más bajo de lo que supone su producción y distribución. También está por ver el peso que tiene Xbox Series S en este sentido.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar