El presidente de Irlanda culpa a los videojuegos de que los niños en la actualidad no sepan divertirse

Si hace unos días Keith Vaz, político británico presentaba un alegato en favor de la Early Day Motion, culpando a los videojuegos de las tasas de violencia en su país, en la pretensión de que se establezca un control más rígido sobre las clasificaciones por edades de estos productos de ocio, ahora se ha sumado a su “cruzada” un nuevo valedor: Michael D. Higgins, nuevo presidente de Irlanda.

Según Higgins “muchos de los niños de hoy no saben apreciar completamente el placer de refugiarse en su propia imaginación, prefiriendo gastar su tiempo con juegos de ordenador, viendo televisión digital o jugando con juguetes electrónicos preprogramados".

Entre los detractores de dicha moción se encuentra el parlamentario Tom Watson, cuya opinión es la de que los productos de ocio violentos están catalogados como “para adultos” e interferir en cómo estos emplean su tiempo de ocio sería hacerlo en la esfera de libertad personal.

Publicaciones relacionadas

Cerrar