El presidente de Take-Two, Karl Slatoff, critica duramente la decisión de retirar GTA V de dos tiendas australianas

Australia vuelve a verse afectada por una censura en los videojuegos que allí se lanzan. En esta ocasión, el afectado es el famoso GTA V de Rockstar, que dos tiendas de la zona, llamadas Target y Kmart han decidido dejar de distribuir. Ante esta prohibición, el presidente de Take-Two, Karl Slatoff, ha expresado su malestar ante esta nueva política.

Tal y como refleja Games Industry, el alto cargo de Take-Two ha asegurado que el desagrado que le ocasiona este asunto no tiene que ver con cuestiones financieras, ya que Australia es relativamente pequeña a niveles de ventas. Por el contrario, no ha ocultado su descontento ante lo que él considera una falta de respeto a la libertad de expresión de los jugadores:

“Una cosa es que alguien no quiera comprarlo [GTA V], lo cual es comprensible. Es ahí donde está la solución. Pero que una persona o un grupo intenten tomar la decisión de millones…Hay 34 millones de usuarios que compraron Grand Theft Auto. Esto es realmente una bofetada a todo en lo que la sociedad libre se basa”.

Su disgustada exposición prosiguió asegurando que, de todas formas, su negocio no se verá afectado por esto. Buscarán otras tiendas y formas de hacer llegar el producto a sus consumidores. Es por ello por lo que reafirma su comentario de que es desagradable a diversos niveles, pero no en el económico.

Publicaciones relacionadas

Cerrar